La inversión inmobiliaria en España disparada, captó 23.028 millones en 2014

madrid-oficinas1La inversión inmobiliaria en España ha superado todas las expectativas en 2014, sobre todo la no residencial, donde la recuperación es más evidente que en la inversión residencial, aún finalizando el proceso de ajuste y estabilidad en los precios, con una lenta recuperación en las ventas. Así, según la consultora Irea, el volumen invertido en el sector inmobiliario en España alcanzó 23.028 millones a cierre de 2014, lo que supone superar 4,5 el importe contabilizado en 2013 gracias al protagonismo de las transacciones de activos y de carteras de deuda.

El consejero delegado de la consultora Irea, Mikel Echavarren, ha indicado que la inversión directa en activos inmobiliarios se triplicó hasta situarse en 9.660 millones, mientras que la adquisición de carteras de deudas asociadas se multiplicó por 10, hasta 9.683 millones. En su conjunto, ambas aglutinaron el 84% del total. El 16% restante correspondió a transacciones sobre acciones de sociedades inmobiliarias y servicers, que a su vez se multiplicaron por 3 hasta 3.685 millones. Este incremento en la inversión inmobiliaria en 2014 “ha ayudado a desatascar las tuberías del sector financiero y a sacar del coma al sector”.

El perfil inversor interesado por el sector inmobiliario español es principalmente extranjero. Por un lado, porque los protagonistas son los grandes fondos de inversión. En el plano nacional destaca la actividad de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (Socimi), especialmente Merlin Properties, que cuentan con un importante porcentaje de capital extranjero.

De este modo, los compradores fueron fundamentalmente: inversores internacionales (53%), socimis (24%) y nacionales (12%). Es de destacar el crecimiento del inversor nacional, que multiplicó por 11 su volumen hasta 5.185 millones. Mientras que por parte de los vendedores, la oferta del mercado quedó dividida entre: inversores internacionales (24%), entidades financieras (22%), inversores nacionales (19%) o instituciones (17%), este último grupo formado por la Sareb y administraciones .

Madrid y Cataluña concentraron el 62% de la inversión

A cierre de 2014, el número de transacciones pasó de 59 a 197. La mejora de la economía y la recuperación de la confianza por parte del consumidor fueron algunos de los elementos que motivaron al inversor a realizar un mayor número de operaciones.

Dentro de la inversión directa en activos inmobiliarios, los activos que captaron mayores fondos fueron los centros comerciales (2.501 millones), oficinas (2.319 millones), inmuebles y edificios de uso mixto (2.098 millones), hoteles (1.046 millones) y el residencial –suelo y obra acabada– con 800 millones. A continuación se situaron el sector logístico, el comercio a pie de calle y los aparcamientos.

El 85% de las transacciones correspondió a activos terminados aunque también se reactivaron de forma moderada las transacciones de suelo, principalmente de uso residencial e inexistentes en 2013.

Por zonas, Madrid (4.382 millones) y Cataluña (1.632) concentraron el 62% de la inversión, siendo las principales operaciones la venta del Edificio España a Dalian Wanda por 265 millones y de 13 edificios de la Generalitat de Cataluña a Zurich por 201 millones. En este sentido, el consejero delegado de Irea, lamenta las demoras en planes como la Operación Chamartín en Madrid, que ha tachado de “vergüenza” que los distintos poderes hayan puesto palos sobre las ruedas a este proyecto durante los últimos 23 años.

Con respecto a las carteras de deuda, la mayoría estaba respaldada por inmuebles residenciales (48%), oficinas (22%) y centros comerciales (15%), fue adquirida en un 100% por inversores internacionales (para este año no se espera la presencia de los nacionales) y vendida por entidades financieras (90,6%).

La adquisición de acciones de sociedades inmobiliarias se dirigió en un 78% a empresas no cotizadas. El perfil del comprador fue en un 72% internacional y los vendedores fueron principalmente entidades financieras (59%).

Expectativas para el 2015

De cara a este año, Mikel Echavarren espera que “la enorme presión de la liquidezdel plan de estímulos del Banco Central Europeo (BCE) alcance al sector inmobiliario en busca de rentabilidades, lo que hará incrementarse la actividad y los precios. En un mundo en el que los inversores están en busca de activos rentables y seguros, los bajos tipos de interés que están ofreciendo los depósitos bancarios y la deuda pública convierten a los inmuebles en una pieza muy codiciada para las carteras de los grandes gestores de fondos y fortunas.

Sobre este supuesto, Irea espera que, sin que los inversores internacionales pierdan protagonismo, los inversores nacionales ganen cuota también, especialmente de la mano de las Socimi, que aumentarán en número al darse nuevos procesos de reconversión como el de Testa, y en relevancia. También la consultora espera para el 2015 más diversificación geográfica de la inversión y un incremento en oficinas, comercio a pie de calle y logística.

Por el contrario, Sareb perderá protagonismo en 2015 ya que “los productos más apetecibles no están en sus manos” y porque las entidades financieras cada vez pondrá más carteras de deuda en el mercado. En este caso, no se esperan compradores nacionales de deuda, al tratarse de operaciones que exigen un músculo de capital que ningún agente nacional puede abarcar.

Fuente: expansion.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Una respuesta a “La inversión inmobiliaria en España disparada, captó 23.028 millones en 2014”

Deja un comentario