El reino de lo esencial en una bonita casa en el Valle de Buelna, Cantabria

Esta semana os trasladamos al reino de lo esencial y refugio de vacaciones del diseñador  de muebles y esculturas Nikolas Piper, una preciosa casona solariega típica de Cantabria que encontró y reformó hace casi diez años en el valle cántabro de Buelna, un entorno natural privilegiado que discurre a lo largo del río Besaya: “Aunque somos mucho más mediterráneos, 
siempre nos ha gustado la arquitectura 
de estas casonas de piedra tan macizas. Además, nos encantó el entorno, sales a la puerta y estás en el monte con unas vistas increíbles”. Con la ayuda de la interiorista Isabel Pedroso consiguió dar forma a sus sueños.

casa

Por fuera se ha respetado mucho las líneas y la arquitectura cántabra, pero por dentro Nikolas y su mujer han dado un giro totalmente 
diferente, sobre todo buscando la luz y los espacios abiertos. La decoración no responde a ningún estilo concreto, sino más bien a la trayectoria vital de sus dueños: “Todo lo vivido se refleja en los muebles, los objetos. En la entrada hay unas sillas que estaban en una finca de la familia en Segovia; en el salón, una butaca de los años 50 de una casa de mis suegros en Salou… Hay tantas cosas diferentes aquí juntas, sin prejuicios de que sea antiguo o moderno, 
lo que importa es que sea bueno”.

salon

saladeestar

sillon-comedor

cocina

dormitorio

sillonyvistas

entrada

detalle-exterior1

Los Corrales de Buelna, se sitúa en un valle al interior de Cantabria junto en la cuenca del río Besaya (Comarca de Besaya), a 12 kilómetros de la ciudad de Torrelavega y a 32 kilómetros de Santander, capital de Cantabria. El Valle de Buelna se asienta sobre una extensa y fértil vega de verdes praderas rodeadas de suaves elevaciones montañosas como Hoces del Besaya y hoz de Las Caldas.

Entre sus vestigios históricos, destacan las estelas prerromanas de Barros y Lombera. Pasado remoto que se conmemora cada año el último fin de semana de agosto y el primero de septiembre, con la celebración en esta localidad las fiestas de las Guerras Cántabras, entre romanos y cántabros que se desarrollaron entre el 29 y el 19 a. C. Se trata de una Fiesta de Interés Turístico Nacional desde el año 2008.

Otro rasgo común en esta zona de Cantabria son las casonas solariegas que se pueden encontrar en la zona del parque de la Rasilla. La variedad que contiene el Valle de Buelna tanto en casonas montañesas de los siglo XVI al XIX, como palacios, portaladas timbradas y escudos heráldicos, es extensa en la zona, hasta el punto que no existe pueblo, aldea, o barrio que no cuente en su entorno con una bella muestra de su historia.

La comarca de Besaya en Cantabria se encuentra rodeada de un entorno natural ideal para pasear y hacer senderismo, como por ejemplo a través de la Calzada Romana de Monte Fresneda, muy conocido en la comarca por su riqueza forestal e histórica, con pobladas zonas boscosas de robles, avellanos y acebos. Con un poco de suerte en alguno de ellos podremos ver alguna pareja de infatigables ardillas. El sendero, como si de una máquina del tiempo se tratase nos conducirá hasta unos tramos muy conservados de la antigua calzada romana que unía Pisoraca y Iuliobriga (Portus Blendium, Suances). Valle de Buelna, un viaje por la historia y la naturaleza.

Fuente: elle.es – Fotos: Manolo Yllera

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario