La calle Serrano de Madrid, la más cara para vivir. La más barata, en Castellón

calleserrano-madridLos pisos de la calle Serrano de Madrid, siguen manteniéndose un año más como los más caros de España llegándose a pagar hasta 10.900 euros por metro cuadrado de la exclusiva calle madrileña. En el otro extremo, la zona del Estadio de Castellón de la Plana es la más barata, con viviendas que no superan los 300 euros por metro cuadrado. Una diferencia importante que refleja la diversidad respecto a los precios de la vivienda en España, que va “por barrios”, según el informe de precios de la vivienda de máximos y mínimos elaborado por la tasadora TecniTasa.

Así, los precios de la vivienda en España, muestran la evolución de sus dos extremos de manera muy diferente, en el último año en particular y durante toda la crisis en general. Mientras que en la selecta calle Serrano de Madrid, que forma parte de la Milla de Oro de la capital, el precio de las viviendas ha crecido un 4% en el último año, la caída de precios realizado en Castellón de la Plana asciende hasta el 71% en los últimos tres años.

Tras la calle Serrano, la segunda vía más preciada es el Paseo de Gracia de Barcelona, donde el metro cuadrado cotiza a 8.450 euros/m2 después de que se haya abaratado de manera muy ligera en lo que va de 2014. En sentido contrario tras la capital de Castellón, las zonas más asequibles del país son los barrios de El Pilar y la Estación, en Talavera de la Reina (Toledo), donde el metro cuadrado ha pasado de costar 460 euros en 2013 a valer 320.

Por ciudades, el estudio de la tasadora vuelve reflejar que “la crisis sigue haciendo mella en el valor de las viviendas, especialmente, de las más económicas, a pesar de existir cierta tendencia hacia la estabilización”. Según Tecnitasa, “el mercado inmobiliario, aún muy heterogéneo, sufre escasas y ligeras subidas e importantes descensos”. En este punto señala a Galicia, donde las casas más caras en Pontevedra y Vigo ha padecido en los últimos 12 meses caídas de los precios más altos de entre un 20% y un 30%.

En el lado de los desplomes de precios, sitúa Tecnitasa a la capital de País Vasco, Vitoria, donde el mercado inmobiliario en las mejores zonas ha sufrido un importante ajuste. En concreto, en la zona centro, el valor del metro cuadrado se sitúa en 3.000 euros, 700 menos que en 2013.

Respecto a los precios mínimos, las mayores bajadas se dan en Toledo, donde el metro ha pasado de costar 800 euros a 650 euros el metro cuadrado de superficie; e incluso de manera más drástica en Talavera de la Reina, un desplome que se refleja, sobre todo, en la zona de El Pilar y La Estación, donde el ajuste ha sido del 30% durante el último año y del 60% desde 2011, lo que deja el coste del metro cuadrado en 320 €.

Según Fernando García Marcos, director técnico de la empresa tasadora, “en términos medios, los precios siguen cayendo, pero se confirma que se trata de una caída menor que la de años anteriores y que parece apuntar a la recuperación, o al menos a la estabilización. Los datos del año que viene podrán ser muy significativos en este aspecto”.

No obstante, no en todas las zonas esto es así. Por ejemplo, los precios máximos suben más de un 2% en la Avenida de España y Virgen de Guadalupe de Cáceres. Al igual que también aumenta en la zona más cara, el centro de Santiago de Compostela (+2,9%). Además, una de las comunidades que más ha visto escalar los precios máximos ha sido la de Madrid. De este modo, en Móstoles, Fuenlabrada y la capital el metro se ha encarecido un 4%

Estabilización de precios como tendencia generalizada

Algo que también destaca del Informe de Tecnitasa ha sido la estabilidad de los precios en los grandes núcleos urbanos. Así, siete ciudades han mantenido invariables sus precios, tanto máximos como mínimos, con respecto a 2013: Badajoz, Barakaldo, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Logroño, La Laguna y Santa Cruz de Tenerife.

Hay ciudades que mantienen sólo los precios máximos: Alicante, Cartagena, Ciudad Real, Elche, Girona, Palma de Mallorca o Valencia. Y, también está el caso contrario, ciudades que mantienen sólo los precios mínimos en las zonas más humildes. Por ejemplo, el famoso barrio del Gamonal en Burgos, donde se mantiene la cifra de 1.000 euros por metro cuadrado, igual que el año pasado.

En cuanto a la diferencia entre los precios de los pisos más caros y los más baratos, Madrid es la ciudad de España con la mayor brecha inmobiliaria, que asciende a 10.295 euros por metro cuadrado. Es decir la diferencia que hay entre la calle Serrano y el barrio de San Cristóbal de los Ángeles (605 euros por metro cuadrado) Por el contrario, Pontevedra es la ciudad con la menor brecha inmobiliaria. La diferencia entre los precios altos y los bajos es de tan sólo 700 euros por metro cuadrado.

Imagen: Turespaña – Fuente: elmundo.es

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Una respuesta a “La calle Serrano de Madrid, la más cara para vivir. La más barata, en Castellón”

Deja un comentario