De antigua estación de tren a romántica casa llena de claridad y encanto

Fue la antigua estación de tren de Ses Salines, en la comarca del Migjorn, a 50 kilómetros de Palma de Mallorca (Baleares), y hoy, 50 años más tarde, es una romántica casa mallorquina llena de claridad y sosiego, de nostalgia y encanto. En esta casa de paredes y altos techos de blanco, atrae la impresionante luz que inunda todos los rincones, y la maravillosa decoración realizada por su propietaria Catalina Socías, con un estilo entre provenzal y romántico de tonos claros y naturales, de maderas decapadas y telas estampadas. La casa que fue estación se ofrece para un último destino: la felicidad.

Salón

luz-interior

salón2

detalle-interior

detalle-cocina

cocina1

cocina

dormitorio

detalle-patio

entrada

Fuente: elmueble.com

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario