El mercado de oficinas también consolida su recuperación

Edificio Torre-Rioja AXA, Madrid

El mercado de oficinas en particular y de inversión no residencial en general, también muestra signos que evidencian la consolidación de la recuperación iniciada a finales de 2013, según la consultora CBRE, destacando especialmente que durante este verano se han cerrado las tres mayores operaciones del año en el segmento de alquiler: la de Grupo Agbar en Barcelona, la de Torre-Rioja AXA en Madrid y la de Capgemini en Valencia.

Así, Patricio Palomar, director de Análisis de Mercados de CBRE, “entre 2013 y 2014, Madrid ha registrado nuevo operaciones de ocupación de espacios de oficinas que han superado los 7.500 metros cuadrados, cinco de ellas dentro de la M30 o en la zona inmediatamente exterior, proporción anómala para este tamaño de operaciones en alquiler”.

De este modo, en el último año y medio dentro de este mercado se han firmado en la capital española 32 operaciones de entre 2.500 metros cuadrados y 7.500 metros cuadrados, de las que 15 de ellas, se han firmado durante los primeros seis meses de 2014, una cifra muy por encima a la registrada en Barcelona, donde las operaciones firmadas entre los 2.000 y los 5.000 metros cuadrados no superaron las 19 y solo cuatro de estas fueron en los primeros seis meses. Esto explica, según Palomar “que Madrid haya iniciado antes que Barcelona el proceso de recuperación de sus rentas prime en el área central de negocios”.

Por otro lado, según Knight Frank, consultora especializada en el mercado no residencial, las rentas en Madrid se han incrementado en un 20% en los últimos doce meses. Han aumentado de 25 a 30 euros el metro cuadrado entre junio de 2013 y junio de 2014, lo que representa que el mercado vuelva a situarse en los niveles de 2005 y lejos de los 48 euros alcanzados en 2008. Además, se ha producido un alza de las rentas en los mejores edificios de la zona central de negocios, donde los precios son una consecuencia directa de la baja tasa de disponibilidad de inmuebles de calidad en esta área: dentro de la M-30, de en torno al 2%, por debajo de ciudades prime como Londres, donde se sitúa en el 3%.

En cuanto a las rentabilidades prime, el mercado de oficinas de Madrid ha sido el único que registró un descenso en (20 puntos básicos) durante el segundo trimestre de 2014. Este comportamiento está relacionado con el fuerte interés de los inversores por Madrid desde el inicio del ejercicio, según BNP Paribas.sul

La conclusión de Knight Frank es que el mercado de oficinas ha tocado fondo, sobre todo en las zonas empresariales más atractivas de la capital. Y como tendencia la consultora prevé que las rentas en 2015 sigan subiendo con respecto a 2014, especialmente en los principales edificios modernos del centro. En los inmuebles de la periferia, a subida será más escalonada.

Respecto al volumen de inversión no residencial en los nueve principales mercados europeos (Londres, París, Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Munich, Bruselas, Milán y Madrid) sumó en doce meses 62.600 millones de euros al cierre del segundo trimestre de 2014, lo que supuso un incremento del 28% en términos anuales, según BNP Paribas. La consultora constata también que Madrid, con 1.848 millones de euros anuales a finales del segundo trimestre, se encuentra a la cabeza en términos de crecimiento, con un 126% más, a pesar que su nivel de partida era muy bajo (819 millones de euros).

En cuanto a la inversión inmobiliaria en los principales mercados europeos todavía se concentra en activos core (edificios en las mejores zonas que aportan rentas recurrentes a largo plazo) y líquidos aunque se registran cada vez más operaciones especulativas y value-added (fondos que buscan añadir valor a un inmueble infrautilizado, obsoleto o vacío, para maximizar su valor mediante su rehabilitación o recomercialización).

Finalmente, Aguirre Newman, también aporta buenas noticias, afirmando que la inversión en edificios de oficinas de Madrid y Barcelona ha cerrado en 2014 uno de los mejores primeros semestres de los últimos años en España al sumar un total de 697 millones de euros, importe que arroja un incremento del 48% respecto al pasado año.

Por tipo de compradores, un 60% de las operaciones fueron realizadas por inversores institucionales, otro 30% por ‘family office’ y, el resto, por empresas inmobiliarias o usuarios finales. Madrid acaparó un 70% y la Ciudad Condal el 30% restante de este volumen de inversión, que en un 72% provino de la inversores internacionales.

Fuente: elpais.com

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Google+ – Twitter

Deja un comentario