Bilbao, Valladolid y La Coruña las ciudades más seguras frente al robo de casas en vacaciones

seguridadencasaA unos días para que comience agosto, con el calor y las vacaciones, la gente huye de sus pisos y casas en busca de tranquilidad, descanso y disfrutar con un cambio de aires. Pero el verano es la época del año que también aprovechan los “amigos de lo ajeno” para ejecutar robos en un gran número de viviendas que quedan vacías. Así, según una encuesta del Instituto Sondea, siete de cada diez españoles no toma ninguna medida de precaución para evitar robos en su vivienda en las vacaciones de verano.

Los delincuentes no se toman vacaciones y estadísticamente, junto con Semana Santa, las vacaciones de verano son uno de los períodos de mayor índice de robos en domicilios. De hecho, el 82% de los españoles cree que la crisis hace que España sea menos segura en verano. Y son los residentes de Andalucía y de Canarias (en un 89%) los ciudadanos que tienen esta percepción , así como los que viven en municipios de tamaño medio, de entre 50.000 y 200.000 habitantes.

De este modo, según el estudio realizado para Securitas Direct, Bilbao es considerada la ciudad más segura, según el 20% de los españoles. Le siguen Valladolid con el 16%, y La Coruña con el 15%. En el otro extremo, casi cuatro de cada diez encuestados ven a Madrid como la menos segura, seguida de Barcelona con el 24% y de Sevilla con el 11%.

El objetivo de la encuesta es aproximarse lo todo posible a las sensaciones que los españoles perciben sobre la seguridad de sus viviendas, en este caso, en la época estival. Curiosamente, los españoles, según este análisis, califican como insegura a la ciudad de Madrid, no obstante, por comunidades autónomas Madrid se sitúa como la tercera autonomía más segura del país, teniendo solo por delante al País Vasco según el 18% de las respuestas, y Asturias con el 8,64%. Por detrás de la comunidad madrileña tenemos en cuarta posición a Extremadura con el 6,90%, Navarra (6,55%), Castilla y León (5,86%) y Cataluña (5,76%). Continúan: La Rioja, Andalucía, Cantabria, Canarias, Aragón, Castilla-La Mancha, Baleares, Comunidad Valenciana y Murcia.

En cuanto a los hábitos de seguridad de los españoles, el 70% de los encuestados asegura que no toma ninguna medida extraordinaria que implique procedimientos o peticiones a otras personas para ayudar a dar apariencia de que su casa no está vacía. Del tercio del total que sí refuerza la protección de su hogar, el 21% pide a alguien próximo que se pase por su domicilio de vez en cuando, mientras el 13% le deja las llaves de casa a un vecino o conocido de confianza. Además, uno de cada diez encuestados desconecta el interruptor general de electricidad y un 8% cierra la llave del agua o deja alguna persiana subida para que parezca que hay alguien en la vivienda. Un 5% asegura que solicita a alguien cercano que se pase por su casa a recoger la publicidad del buzón o le pide al portero o a algún vecino que le recoja el correo. El 4,44% cierra la toma de gas para evitar fugas. Otra medida de precaución que toma los españoles, pero en menor proporción, es esconder o guardar en una caja fuerte las pertenencias de valor o joyas. Y hay quien programa la radio para que se encienda de vez en cuando o emplea un sistema domótico de encendido de luces automáticas.

Preguntados sobre las medidas para incrementar la seguridad en la época estival, el 64% del total, sobre todo las mujeres, cree que es necesario aumentar el número y los medios de la policía en los lugares de mayor turismo. Mientras, un porcentaje parecido, el 69% opina que se debe endurecer la ley. En una encuesta, realizada en el mes de marzo, casi ocho de cada diez españoles abogaba por hacer más duras las leyes. Otro dato de la actual muestra refleja que el 59% aceleraría los procesos legales contra los delincuentes, mientras que una cuarta parte instalaría cámaras de videovigilancia, aunque ello supusiera perder privacidad.

Casa segura en vacaciones: cómo evitar robos

Con la crisis, la evolución de la delincuencia en España muestra una tendencia al alza en los delitos de baja intensidad (robos de viviendas, entre otros) según los datos de la Memoria de la Fiscalía. Y es en la época estival cuando estos delitos encuentran más facilidades para ejecutarse: pisos vacíos, menos vecinos en el inmueble, viviendas sin medidas de protección, etc. De ahí que una de las principales preocupaciones de las familias cuando salen de vacaciones sea cómo van a encontrarse su casa a la vuelta. Para evitar sorpresas, solo es necesario aplicar una serie de sencillas medidas preventivas y consejos para que nuestra vivienda no sea víctima de la “visita de los cacos”.

Normalmente, en los robos a viviendas los ladrones buscarán dinero, joyas, objetos de arte, tecnología, electrodomésticos y ordenadores. Dejar todo cerrado puede que no sea suficiente para evitar el robo de estos bienes. Cualquier error, como una llave perdida, un comentario imprudente en el hipermercado o dejar rastros fehacientes de ausencia de casa, puede ser el detonante para tener una “visita no deseada” este verano. Para intentar impedirlo, la seguridad del hogar se puede conseguir con la puesta en práctica pequeños pautas que los despisten, o con la instalación de sistemas de seguridad.

  • No divulgue sus planes de viajes o vacaciones. No se debe informar de las vacaciones en ningún establecimiento ni comercio, y menos dar fechas concretas. Tampoco publiques fechas ni datos asociados a tus vacaciones en las redes sociales. Esta información solo se debe comunicar a personas de confianza.
  • Deposite sus objetos de valor bajo la custodia de personas de confianza que no tengan que ausentarse o en cajas de seguridad bancarias. Lo más prudente es no dejar objetos de valor ni dinero en la casa. Si no hay más remedio, deben mantenerse en lugar seguro (cajas privadas, bajo llave en algún mueble, etc.).
  • Cierre bien las puertas, ventanas y balcones, pero no baje totalmente las persianas. Es importante contar con una puerta de acceso a la vivienda que ofrezca seguridad y tenga mecanismos suficientes para dificultar el acceso. Tampoco hay que desconectar el timbre de la puerta. Tener corriente eléctrica puede ser una medida bastante efectiva en estos casos y sirve para ahuyentar este tipo de visitas ilegales. No retirar el felpudo de la entrada también ayuda a despistar a los ladrones.
  • De instrucciones al portero o una persona de confianza para que no se acumulen en su buzón cartas y periódicos. Déjele también un teléfono de localización. En caso de tener portero, sería conveniente que todos los días realizara una visita al piso para que todo parezca normal. Puede subir y cerrar persianas… dar imagen de normalidad. De no disponer de este servicio, no estaría de más que los vecinos, bien en junta o en comunicación directa entre ellos, den el aviso a todos los propietarios de que no abran la puerta de la calle a desconocidos, bajo ningún concepto.
  • Durante períodos prolongados de ausencia, instale un temporizador automático que encienda luces, radio, televisión, etc., a pequeños intervalos de tiempo. El objetivo sigue siendo generar la impresión de que la vivienda no está vacía.
  • No coloque la llave bajo el felpudo, ni en lugares que estén al alcance de desconocidos.
  • No deje en la puerta notas que indiquen su ausencia del domicilio, método utilizado para en ocasiones para alertar a los proveedores.
  • Cierre completamente las ventanas y balcones que dan a patios interiores y sitios ocultos y desprotegidos.

Fuente: cincodias.com

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Google+ – Twitter

Share

Una respuesta a “Bilbao, Valladolid y La Coruña las ciudades más seguras frente al robo de casas en vacaciones”

  1. Pedro Alcorta dice:

    Una guía de consejos muy amplia y detallada. La verdad es que toda precaución es poca con los amigos de lo ajeno.Yo añadiría una más: Si tiene un piso en venta o en alquiler, no poner carteles. Cada día funcionan menos y damos pistas de que el piso está vacío…

Deja un comentario