El precio de la vivienda seguirá bajando hasta el 2016 según la Autoridad Bancaria Europea

A huge Euro logo is pictured past the headquarters of the European Central Bank (ECB) in FrankfurtEl ajuste en el precio de la vivienda en España todavía tiene un recorrido a la baja de al menos tres años. Así lo concluye el informe sobre el escenario de los test de estrés a los que se someterá la banca española por la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

El informe también contempla que España siga en recesión hasta 2016, mientras que el paro continuará subiendo hasta alcanzar el 27,1%.

En esta ocasión las pruebas de resistencia realizadas a la banca seguirán unos parámetros de estrés para la economía española más suaves que los de la media de todos los países. Y como un factor importante resalta la evolución de los precios de las viviendas e inmuebles comerciales (no residenciales) de la banca española, dados los antecedentes y el peso del estallido de la burbuja inmobiliaria en la particular crisis económica y financiera de nuestro país.

Así, en un escenario base, la EBA contempla una caída adicional del 5% en el precio de la vivienda para 2016 frente al 11% de media de la eurozona y el 14% de la Unión Europea. Bajo la perspectiva más adversa, la depreciación de las casas en España se limitaría al 8,9% mientras que cae un 19,2% para la media de los países de la moneda común y del 21,2% de caída para la UE.

Otro tanto ocurre con los precios de inmuebles comerciales para los que el escenario adverso marca una caída del 6,1% frente al 11,7% y el 14,7% de la zona euro y la UE, respectivamente.

Serán estas evoluciones tensionadas de precios las que se apliquen a la cartera inmobiliaria de la banca, a quien el Banco de España ha exigido tasaciones nuevas sobre unos 15.000 créditos para comprobar el valor actual (no podrán ser anteriores al 1 de enero de 2013) de los colaterales de sus préstamos.

Otras variables

El escenario adverso al que se enfrentará a la banca española es también más benigno en cuestión de impacto en el PIB con una caída prevista del 5,9% en 2016 frente al 6,6% y el 7% de reducción para la eurozona y la UE, lo que deja a España mejor parada que a Francia, por ejemplo.

Por el contrario, la tasa de desempleo queda muy por encima de la media europea dados los niveles de los que ya parte. El escenario adverso diseñado por la EBA apunta a una cota del 27,1% en 2016 frente al 25,93% que marcaba este mismo martes la Encuesta de Población Activa.

La inflación en España, finalmente, podría caer un 1% en tres años frente al 2,8% de la UE y el 1,9% de la zona euro.

Estas son las principales variables a las que se someterá en los test de estrés a los 16 grupos bancarios españoles que serán examinados por el Banco Central Europeo a partir de mayo (los resultados se publicarán en octubre) como paso previo a la llamada Unión Bancaria.

Fuente: cincodias.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Google+ – Twitter

Share

Deja un comentario