La Torre Agbar de Barcelona se convertirá en un hotel de lujo

torre_agbarLa Torre Agbar, uno de los emblemas arquitectónicos de Barcelona, se convertirá en un hotel de lujo. El grupo Agbar ha llegado a un principio de acuerdo para vender el icónico edificio barcelonés a la compañía hotelera Hyatt por un importe aproximado de 150 millones de euros, según informa el diario La Vanguardia.

De este modo, la torre Agbar que actualmente son oficinas, se transformará en un espacio hotelero y de ocio, que operará bajo la marca de lujo Grand Hyatt e incluirá restaurantes y otros espacios para su aprovechamiento lúdico (el edificio tiene hasta su auditorio), con una inversión de 35 millones de euros.

El proyecto del grupo hotelero estadounidense prevé que, tras el cambio de propiedad, será un espacio abierto al público, que se estima que podría atraer a 1,5 millones de visitantes al año, teniendo en cuenta el interés que suscita entre los visitantes extranjeros. Ubicada en el centro de Barcelona, la torre Agbar, marca la puerta de entrada al distrito tecnológico de Barcelona conocido como 22@, y podría ser así un gran elemento dinamizador de esta zona que se consolida como un nuevo eje turístico, actualmente caracterizado por albergar sedes empresariales y universitarias como la UPF.

La apuesta de Hyatt refuerza la posición de Barcelona como punto de destino tanto de viajeros de negocios como de turistas de alto poder adquisitivo. La marca Grand Hyatt está especializada precisamente en hoteles de arquitectura espectacular y dotados de instalaciones para reuniones de empresa y eventos sociales. En Europa, está presente en Berlín, Mónaco y Estambul, aunque es en Asia y Oriente Medio donde tiene mayor presencia. Entre sus establecimientos más conocidos figura el Grand Hyatt Shanghai, el hotel más alto del mundo.

La torre Agbar, diseñada por el arquitecto Jean Nouvel e inaugurada en el 2005, son 31 plantas sobre rasante, con 50.600 metros cuadrados construidos, de los que 30.000 metros son ahora espacio para oficinas. El resto son instalaciones técnicas, aparcamiento y servicios complementarios, lo que incluye un auditorio. Al principio, hubo algunos inquilinos, además de Agbar, pero desde hace bastantes años la torre sólo alberga el cuartel general del grupo de aguas, con lo que el espacio está bastante infrautilizado y su mantenimiento resulta muy costoso. Los términos del preacuerdo prevén que Agbar deje el edificio en el plazo de un año. En la actualidad, trabajan en la torre unas 700 personas, la suma de las plantillas del holding y de filiales como Sorea y Aqualogy.

Enlace relacionado: Edificios en España

Fuente: lavanguardia.com — Imagen: jmchuma

Share

Deja un comentario