Los bancos venden más casas en la Costa del Sol, pero no frenan su stock de vivienda

Las entidades financieras, desde hace ya unos años, tienen un problema con sus carteras inmobiliarias y se toman en serio dar salida a sus viviendas a un ritmo alto. Sin embargo, les está costando bastante frenar su stock, tanto en España, como en Málaga y la Costa del Sol en particular. A pesar de mejorar el ritmo de venta, a los bancos les siguen entrando inmuebles cada día por los concursos de acreedores, el drama de los desahucios (parece que minimizados por la presión social),  o la morosidad de promotoras y constructoras.

Apartamentos en Costa del SolLa banca tiene miles de pisos y casas aún en la provincia de Málaga tanto en alquiler, como en venta, ya sea en construcción, a estrenar, o de segunda mano, a lo que habría que añadir plazas de garaje, locales, solares, trasteros, etc. Ofrecen viviendas desde 20.000 euros, aunque la mayoría o bien necesitan reformas o no están en los barrios o zonas más deseadas. En su estrategia ofrecen descuentos de hasta el 60% en todos los segmentos. Llama la atención, por ejemplo en Manilva, una plaza de garaje que costaba 14.585 euros y ahora se puede adquirir por 1.900 euros; o viviendas de obra nueva en Mijas o Cártama entre 51.400 y 65.000 euros. Incluso están ofreciendo la posibilidad de que sean los clientes los que propongan los precios, creando una particular subasta. Casi todo vale para dar salida a ese lastre en sus balances.

Según Marcos Beltrán, director territorial sur de Solvia, la inmobiliaria del Banco Sabadell: “el verano ha ido muy bien y hemos vendido mucho a extranjeros no residentes sobre todo en la costa, pero aunque vendemos mucho nos siguen entrando, por lo que siempre estamos igual“. A pesar de esta situación, asegura estar satisfecho con las ventas realizadas hasta el momento: “la situación macro-económica va ayudando, la gente ya no tiene tanto miedo y los precios actuales no se van a repetir. Es el momento de comprar”, subraya. Esta entidad sigue teniendo mucho stock de viviendas sin vender en Benalmádena, Fuengirola o en Mijas Costa, no obstante, “en Marbella o Estepona pensamos que las viviendas pueden tener un mayor recorrido, por lo que estamos protegiendo precios e incluso subiendo algunos”.

La inmobiliaria de Cajamar (Cimenta2) también están, por ahora, con la evolución actual del mercado: “Observamos una clara mejoría en el mercado de venta de viviendas hasta el punto que hemos triplicado nuestras ventas en Málaga respecto al año anterior, destacando los compradores procedentes del centro y el norte de Europa y de los países escandinavos entre los extranjeros, mientras que a escala nacional la mejoría se nota en Málaga y Canarias”, afirma Ángel Pisa, director comercial de Cimenta2.

Las entidades financieras se han convertido en grandes inmobiliarias que comercializan a precios bajos y además venden lotes completos a fondos de inversión, lo que le permite quitarse decenas o centenares de viviendas de una tacada. Esta situación no es la ideal para los constructores y promotores de Málaga, que en declaraciones de su presidente José Prado afirman que “los bancos se mueven en un margen de precios que para nosotros es impensable porque se han quedado con precios muy bajos de subasta o de dación en pago”, ya que el precio del promotor puede ser entre un 10 y un 20% superior al de la entidad financiera “porque tenemos que añadir el terreno, los materiales, el IVA, Hacienda…” “No podemos competir con ellos. Ojalá terminen de vender lo suyo para que nosotros podamos empezar con lo nuestro”.

A pesar que los bancos han subido su ritmo de venta de pisos y casas gracias a que las financian al 100%, no consiguen bajar su stock si se suma lo refinanciado y lo pendiente de adjudicar por impago según los expertos inmobiliarios. Una espiral de la que es difícil salir mientras que el acceso a la financiación y la situación económica general no mejore.

Fuente: malagahoy.es

Share

Deja un comentario