El comprador de viviendas de lujo sale de su escondite con mucho ‘cash’

Lleva años esperando pacientemente. Apretando las tuercas al vendedor que se resistía a bajar los precios. Esperando una caída de precios lo suficientemente abultada como para adquirir una vivienda de lujo que en pleno boom inmobiliario estaba fuera de su alcance.

El comprador de viviendas de alto standing ha salido de su escondite después de que los precios de este tipo de inmuebles hayan registrado caídas que alcanzan en algunos casos el 50%. Rebajas que han permitido que, en plena crisis, hayan aumentado las ventas de este tipo de propiedades.

Viviendas de Lujo en España

La venta de viviendas de lujo sufrió un pequeño parón al principio de la crisis, ya que los propietarios no estaban dispuestos a bajar los precios, pero últimamente se están produciendo importantes bajadas que los compradores están apreciando”, explica a El Confidencial Sergio Suárez, socio director de la inmobiliaria madrileña Suma Inmobiliaria, especializada en la venta de inmuebles de alto standing. “Las viviendas que realmente ajustan su precio a la situación actual de mercado son las únicas que se consiguen vender”, añade.

A pesar de que la demanda ha caído a niveles muy inferiores a los que había en el año 2006, el exceso de ofertas en las zonas más representativas de España, junto a las importantes bajadas de precios que se han hecho por parte de los propietarios, han llevado a que aquellas personas que disponen de liquidez se animen a comprar una vivienda en zonas a las que antes no podían acceder.

Muchos propietarios llevan cinco, seis años intentando vender sus viviendas sin éxito. La mayoría es incapaz de vislumbrar cuándo va a acabar la crisis y muchos han optado por vender, aunque para ello tengan que realizar importantes ajustes en los precios“, explica. “De hecho, nos hemos encontrado con clientes que hace dos o tres años no quisieron bajar el precio de su vivienda y ahora se ven obligados a realizar una rebaja superior para poder desprenderse de ella“, añade.

Pero, ¿por qué venden?

El mercado inmobiliario tradicional, es decir, el que nada tiene que ver con el de viviendas de lujo, es un mercado de pura necesidad. Quien vende es porque lo necesita ya que, de no ser así, se esperaría a que el mercado remontase el vuelo, llevan meses insistiendo los expertos inmobiliarios. En el caso de las viviendas de lujo, también hay quien vende por necesidad. “Por un lado, están aquellos que adquirieron auténticas mansiones gracias a la barra libre de liquidez y que ahora, con la crisis, sus negocios no van tan bien como entonces y se ven obligados a vender“, explica Sergio Suárez.

Pero también se encuentran quienes, en plena crisis, quieren evitar los elevados costes que en muchas ocasiones van aparejados a este tipo de propiedades. Gastos de mantenimiento, seguridad, jardinería, impuestos… Hay muchos matrimonios mayores que viven solos que prefieren realizar una importante rebaja de precio y quitarse de encima este tipo de gastos“.

Sergio Suárez nos ofrece un ejemplo. “En Alberto Alcocer tenemos un edificio de seis plantas con una vivienda por planta. Sólo los gastos en comunidad ascienden a 2.300 euros al mes“.

La mayoría de las operaciones, en efectivo

Los compradores de viviendas de lujo llevan meses apretando las tuercas a los vendedores, exigiendo importantes rebajas de precios. Rebajas que en algunos casos se sitúan en el 50%, pero en otros, apenas llegan al 10%. Algunos siguen esperando caídas adicionales de precios, pero muchos han decidido lanzarse y comprar por miedo a que se produzca un giro al alza en el mercado.

Hay una parte importante de la demanda que considera que los precios se encuentran en niveles razonables. Prefieren comprar ahora y acceder a una vivienda que hace unos años estaba fuera de su alcance. No quieren arriesgarse a que los precios vuelvan a subir“, apunta Sergio Suárez. Viviendas que en pleno auge inmobiliario costaban en torno a 1,2 millones de euros se mueven ahora entre 600.000 y 700.000 euros.

Tal y como también ha sucedido en el mercado tradicional, los compradores de viviendas de lujo apenas necesitan financiación. “Más de la mitad de las operaciones se cierran sin necesidad de una hipoteca. Quienes sí piden financiación lo hacen en muchos casos por motivos fiscales, y suelen pedir un porcentaje muy bajo respecto al precio de venta“, apunta el socio de Suma Inmobiliaria.

De cara al futuro más inmediato, desde esta compañía se muestran optimistas. “Todo apunta a que la venta de residencias ubicadas en zonas prime tendrá un nuevo impulso en octubre de 2013, fecha para la cual está previsto que entre en vigor el anteproyecto de ley que garantiza la residencia en España por compra de vivienda cuyo importe sea superior a 500.000 euros, ya que atraerá a clientes extranjeros con alto poder adquisitivo“, apunta Sergio Suárez.

En su opinión, veremos mucho movimiento de compradores extranjeros en las grandes capitales y, sobre todo, en la costa, donde rusos y ciudadanos del norte de Europa están mostrando mucho interés.

Fuente: elconfidencial.com

Ver la vivienda de lujo de la foto

Ver Pisos de lujo en España

Ver Casas de lujo en España

 

Share

Deja un comentario