Quien compre una casa este año, le costará un 41% más barata que en 2008

Una persona que ha comprado una vivienda en 2013 con financiación bancaria y el que tomó esa decisión en 2008, el ahorro medio conseguido es de 546 euros al mes. Las cuotas hipotecarias han bajado un 41% en estos seis años debido a la caída de los precios y a una financiación cada vez más barata.

Comprar casa

Los datos sobre la evolución del mercado de la vivienda en los últimos años en España no dejan de sorprender. Los datos que se han tomado para realizar el cálculo son: precio medio de la vivienda libre, tipo medio hipotecario, plazo de financiación 20 años y para una vivienda tipo de 90 metros cuadrados.

Según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) los bancos ofrecían unos tipos medios de financiación en enero de 2008 del 5,59%. Un año después bajan hasta el 4,68%, al 2,48% en 2010, 2,67% en 2011, 3,62 en 2012 y 3,094 en 2013.

El cálculo se obtiene al cruzar esos porcentajes con el precio medio de la vivienda. El Ministerio de Fomento ofrece los siguientes datos del precio de la vivienda (en euros por metro cuadrado): 2.101 (2008), 1.958 (2009), 1.865 (2010), 1.776 (2011), 1.649 (2012) y 1.519 (2013).

De ese modo, si calculamos lo que hubiera costado una vivienda media de 90 metros cuadrados a lo largo de esos periodos obtenemos los siguientes precios en el mismo orden anual: 189.090, 176.220, 167.850, 159.840, 148.410 y 136.710 euros.

Estadísticas en hipoteca hasta 2013

Si además esos pisos los hemos comprado con financiación bancaria teniendo en cuenta un plazo de amortización del préstamo de 20 años y sabiendo que el tipo va a ser fijo durante ese periodo se observa que si en 2008 pagábamos 1.310 euros al banco cada mes, por el mismo producto en 2013 se paga 764 euros. El ahorro mensual sería de 546 euros.

COMPRAR EN EFECTIVO CON MÁS DESCUENTO

Un informe del observatorio inmobiliario de Euroval, titulado Futuro próximo del precio de la vivienda, advierte de la siguiente realidad. La Sareb carece de recursos para financiar la compra de casas, por lo que tiene líneas con entidades financieras. Por ello se producen tres consecuencias: una es el sesgo de la banca hacia la financiación de la compra de viviendas propias; otra es el bajo tipo de interés que se recibe por un préstamo con tanto riesgo por lo que “es poco rentable el mercado hipotecario”.

Y una tercera es que todo ello lleva a que se estén aplicando por parte de algunas entidades descuentos adicionales cuando el cliente compra sin solicitar préstamo. Es decir que se favorece la compra de vivienda al contado.

En dicho informe también se llama la atención sobre la fortísima caída en el número e importe de las hipotecas. Desde 2014 dicho descenso supera el 75%.

Fuente: invertia.com

 

Share

Deja un comentario