Inversores extranjeros con permiso de residencia, pero no de trabajo

Si un extranjero compra una vivienda en España de más de 500.000 euros, tiene derecho a permiso de residencia de dos años, pero según han aclarado Fuentes del Ministerio de Economía, no cuentan con permiso de trabajo.

Permiso de residencia a extranjeros

El sentido de esta cláusula, una de las más llamativas de la nueva ley de emprendedores, es “evitar el engorro” a estos ciudadanos extranjeros de tener que salir del país cada noventa días para renovar sus visados, algo que ya está funcionando con éxito en otras naciones como Portugal.

Los extranjeros inversores suelen ser der perfil de rentas altas que no obstante deberán pasar todos los controles preceptivos del Ministerio del Interior para comprobar aspectos como la ausencia de antecedentes penales.

Lo que están intentando dejar claro es que este permiso de residencia no equivale a un permiso de trabajo, derecho a la sanidad pública o a prestaciones sociales.

Esta operación solo les servirá si con 500.000 euros traídos de fuera de España, invierten en un inmueble, ya sea residencial o de otro tipo y no servirá con propósito de residencia que se pida un crédito en una entidad española.

En relación con otros aspectos de la norma, como el aumento a locales de 500 metros de la llamada licencia exprés, que permite abrir determinados negocios sin necesidad de determinadas licencias municipales, se contempla aumentar en el futuro tanto la superficie como el tipo de negocios si se comprueba el éxito de esta iniciativa.

Así se hizo ya al pasar de 300 a 500 metros cuadrados la superficie de los locales que pueden acogerse a este mecanismo de facilitación, y ampliarlo a actividades como los supermercados de barrio.

6.955 actividades comerciales llevan sucediéndose entre mayo y diciembre de 2012. Más que el año anterior gracias a la licencia exprés.

No hay intención por el momento, han añadido, de incluir en esta licencia a los establecimientos de hostelería, dada la complejidad de este tipo de negocio en relación con eventuales problemas como ruidos, o salidas de humos.

Fuente: elmundo.es

 

Share

Deja un comentario