El “banco malo” prevé vender este año 7.500 pisos

Según el plan de negocio actualizado de la entidad, la Sociedad de Gestión de Activos procedentes del banco malo, Reestructuración Bancaria (Sareb), quiere vender este mismo año más de 7.500 pisos de su cartera de adjudicados.

Banco malo, viviendas por vender

El documento indica que Sareb espera vender exactamente 7.528 inmuebles en su primer año a pleno rendimiento y haber colocado los 39.249 pisos adjudicados con los que cuenta en 2021.

El precio medio por vivienda adjudicada es de 129.207 euros, en tanto que los procedentes de daciones en pago están valorados de media en 144.837 euros.

La Sareb tiene en total una cartera de 98.091 viviendas cuyo valor asciende a 13.604 millones, de los que se recuperarían unos 933 millones con la venta de los 7.528 pisos previstos para 2013.

Cuenta actualmente con 15.854 millones de euros de suelo y su intención es venderlo gradualmente, empezando por aquellos en los que se puede construir directamente, sin más trámite que la obtención de la oportuna licencia municipal de obras.

La Sareb espera vender 81 millones de euros este año y 85 millones en 2014, de los más de 15.800 millones de euros de activos, para continuar en los años posteriores con una progresión ascendente que le permitiría deshacerse de más de 2.000 millones de activos de suelo en 2025.

La entidad cuenta con 4.072 millones de activos y este año confía en desprenderse de 15 millones, procedentes de activos adjudicados.

En 2014 la cifra es doce veces mayor, ya que a los 69 millones de euros de obra en curso procedente de adjudicaciones se suman 11 millones de las daciones en pago.

En los ejercicios posteriores la proporción entre uno y otro tipo de obra en curso se amplía, ya que en 2015 se colocarán 350 millones procedentes de daciones en pago frente a 84 millones de adjudicados; en 2016 y 2018 se procederá a la venta de los mayores importes de obras sin finalizar, 641 y 647 millones de euros, respectivamente.

La obra en curso en poder de la Sareb, a partir de 2022 será ya exclusivamente fruto de las daciones en pago.

El banco contempla una inversión de 366 millones de euros con el objeto de finalizar el 35 % de las promociones en curso adjudicadas y un 10 % de las entregadas.

Con respecto al patrimonio no residencial, que supone sólo 2.256 millones de euros, la entidad espera colocar este año 78 millones y seguir a un ritmo constante hasta haberse deshecho del total antes de 2026.

Además de viviendas, suelo, promociones y obras en curso, las entidades financieras han traspasado a la Sareb préstamos a promotores, cuyo importe total asciende a 27.963 millones de euros.

La mitad de ellos 13.029 millones, son morosos, 7.917 millones subestándar -con riesgo de impago- y los 7.018 millones restantes, créditos al corriente de pago.

Fuente: expansion.com

 

Share

Deja un comentario