El autoconsumo de energía, una posibilidad real y ecológica

Es cierto que el uso de energías renovables en las casas como la eólica o la solar se ha extendido por España, pero todavía no todo lo que debería. El 93% de la energía generada proviene de fuentes no renovables: carbón, gas, petróleo y uranio.

Casa sostenible con energías renovables

Aunque también hay que saber que las fuentes de energía renovables pueden ser contaminantes (aunque menos que las no renovables), como por ejemplo, la biomasa. Entre las renovables limpias encontramos la energía azul, la eólica, la solar, la geotérmica, la hidráulica, la mareomotriz y la undimotriz.

Normalmente cuando pensamos en energía renovable pensamos en hileras de molinos en plena sierra o en inmensos huertos con panales solares, pero el autoabastecimiento de los particulares también es posible. Es más, tiene ventajas como evitar pérdidas energéticas que se producen en los transportes de energías, ya que el particular gestiona directamente es el productor y el consumidor.

La tecnología permite ya que viviendas y hasta urbanizaciones dispongan de medios con los que generar electricidad, prácticamente suficiente, para abastecerse, llegando a crear hasta micro-redes de distribución entre usuarios próximos. Todo ello mediante el uso de placas o colectores solares, de calefacciones por biomasa y hasta de pequeñas turbinas de viento o máquinas de combustión interna.

Sin duda es un modelo más sostenible, social, económico y eficiente. Si bien el uso de energías renovables supone una inversión cara a corto plazo, al tener un combustible gratuito, se amortiza en un periodo de entre 5 y 7 años. Solo habrá que gastar en el mantenimiento y la limpieza del aparato, que suele tener más de 20 años de vida.

Por tanto, además de la gran ventaja de la reducción en la factura de la electricidad (de hasta un 70%), el autoconsumo presenta otras ventajas como la creación de riqueza local y la generación de empleo local, cualificado y estable.

Este uso eficiente de los recursos naturales, locales, gratuitos e ilimitados genera una independencia energética, que nos protege de las subidas indiscriminadas de los precios, y que está al alcance de todos con tan sólo unas inversiones moderadas.

Fuente: 20minutos.es

 

Share

Deja un comentario