Defienden que no son responsables de los abusos en las hipotecas

Notarios y registradores no están dispuestos a permitir que les carguen a sus espaldas el peso de la responsabilidad de los miles de abusos cometidos en contratos hipotecarios. Indirectamente, han sido acusados por el sector bancario de haber permitido la existencia de cláusulas abusivas en dichos contratos. Cláusulas que este jueves reconocía la justicia europea.

Un buen consejo: leer bien antes de firmar.

Con estas palabras echaba balones fuera la Asociación Hipotecaria Española (AHE) sobre la responsabilidad que pudiera tener la banca en dichos abusos: “Quisiéramos recordar que en el mercado hipotecario español se garantiza la seguridad en el tráfico jurídico mediante la participación tanto de un fedatario público ‐el notario‐ como de un registrador de la propiedad, que velan por que las cláusulas contenidas en los contratos y que son inscritas en el Registro de Propiedad respeten la legalidad vigente”. Recordemos que la mayoria de los miembros de la asociación son bancos y cajas de ahorro.

Sus insinuaciones han provocado un gran malestar entre notarios y registradores. “El notario sólo puede controlar, según establece la normativa vigente, que no existan cláusulas abusivas declaradas como tal por la ley o por una sentencia firme que deberá estar inscrita en el Registro de Condiciones Generales de la Contratación, explican desde el Consejo General del Notariado. “La declaración de si una cláusula es o no abusiva sólo puede ser efectuada, según la legislación vigente, por el juez”.

“El deber del notario es comprobar que la escritura se ha redactado conforme a la ley además de asegurarse de que la persona que va a firmar una hipoteca entiende todo lo que firma”, apuntan desde el colegio de notarios.

“El notario debe hacerte comprender lo que estás firmando. Pero, por sí mismo, no puede levantar la cláusula de un contrato porque a él le parezca abusiva. Sólo lo puede hacer un juez lo ha declarado abusivo y ha sido inscrito en el registro de condiciones generales de contratación”

También los registradores han mostrado un gran malestar ante las insinuaciones del sector financiero.

“La hipoteca no existe hasta que no está inscrita en el registro. Por tanto, la última instancia de control de la legalidad debe recaer en el registrador. Tenemos que recobrar el control que nos fue cercenado en 2007. Así se evitarían muchos de los litigios a los que nos estamos enfrentando en la actualidad”.

Fuente: elconfidencial.com

 

Share

Deja un comentario