Así conservan los caseros a los buenos inquilinos

Siempre una tarea complicada encontrar un buen inquilino para todos los caseros, pero ahora, y desde que comenzó la crisis, los buenos arrendatarios se encuentran mucho más valorados que antes. Debido al temor al impago y a los desperfectos de todo arrendador, se le suma ahora el miedo a que el buen inquilino se marche porque una casa vacía supone una ¨trampa¨ de dinero para su dueño. Para solucionarlo, la mayoría de los caseros se han ajustado a las circunstancias.

Contrato de alquiler

Se decantan por llevar a cabo una serie de prácticas que hace años, en los ¨buenos tiempos¨, eran impensables. Van desde la no aplicación del incremento del IPC legalmente establecido por ley -la inmensa mayoría lo hace por iniciativa propia- a la promesa de reamueblar y remodelar el piso si se trata de una casa antigua y descuentos de hasta el 10% en las rentas.

Al parecer es mejor ajustar el precio y recibir todos los meses 400 euros a través de un inquilino ya conocido y de confianza, que arriesgarse a percibir 600 durante dos o tres meses de un nuevo arrendatario y luego quizá dejar de percibir la renta, meterse en abogados para el desahucio.

“En muchas ocasiones son los propietarios por iniciativa propia los que no suben el IPC”, comenta el consejero delegado de Alquiler Seguro, pero aclara que, hablando de descuentos, son “los inquilinos los que demandan mejoras en los precios”.

Es el caso de Laura, una joven madrileña de 27 años que vive de alquiler desde hace ya un lustro en el mismo piso con tres compañeras. Cuenta cómo su casero les cobraba 1.270 euros al mes, cantidad que consideraban abusiva en los tiempos que corren. “Le dijimos que o nos dejaba que el piso en 1.100 euros o nos marchábamos todos y accedió a bajar el precio”.

Nos encontramos con que el inquilino se ha vuelto más exigente y con una mayor capacidad de decisión”. El responsable de Alquiler Seguro, sin embargo, indica que las grandes rebajas no son lo más habitual: “Aunque los precios van a la baja con una pendiente especialmente pronunciada en el último año, a la hora de hablar de descuentos es muy anecdótico el que se produzcan bajadas de golpe de más del 5% y casi nunca de un 10% o más”. Este conocedor del mercado cree que, desde la crisis, las rentas se suelen revisar anualmente y que encontrarse con un descuento almacenado a lo largo de los años del 7%, es común.

La última de las propuestas para intentar ‘retener’ a un buen inquilino es la que consiste en modernizar y mejorar el entorno de la vivienda. Esta práctica suele llevarse a cabo en casas ya amuebladas en las que no existe ningún tipo de empresa intermediaria entre el arrendador y el arrendatario.

Aún así, a veces los reajustes en los precios y la mejor disposición de los propietarios con los arrendatarios no garantizan la continuidad de los buenos inquilinos, como advierten las fuentes consultadas. La asignatura pendiente en materia de fidelización en este mercado son los jóvenes universitarios que, por norma general, suelen cambiar de piso cada año en busca de apartamentos mejor situados y, sobre todo, mucho más baratos. Una demanda ya de por sí inestable, aunque buen pagador por tener la garantía de los padres y contra los que poco se les puede convencer para que sigan en la vivienda.

Fuente: elmundo.es

Si queréis compartir vuestro caso con nosotros y nuestros lectores, estáis invitados, un saludo.

 

 

Share

2 Respuestas a “Así conservan los caseros a los buenos inquilinos”

  1. SpainHouses.net dice:

    Buenas tardes María, precísamente ese es el problema que cada vez es más popular en España con respecto a los alquileres. Pero igual que la dueña tiene que mirar por ella, tú deberías mirar por tí, y si puedes estar mejor en otro sitio y pagando menos o pagando igual, creo que deberías plantearte al menos la posibilidad de cambiar siempre que sea a mejor. 🙂 Gracias por tu comentario, y si quieres echarle un vistazo a otras opciones, pincha http://ow.ly/jjC4j te servirá de ayuda 😉

  2. María del Carmen dice:

    Si me parece justo por parte del buen arrendador no subir el IPC, pero resulta que a mi me lo han subido y la verdad la casa no merece la pena, pero con los alquileres por las nubes pues no es facil, pero como la cosa siga asi subiendo para pagar la subida en eta casa con humedades, y otros mas desperfecto, que intento llegar a buen termino con la dueña, porque hablando se entiende la gente, pero como he dicho si sigue subiendo prefiero irme a otra que este mejor con el precio de esta, aunque se que el traslado es un incordio y mas cuando resulta que estas en si a gusto con el vencidario, pero no con la casa.

Deja un comentario