Declaran en concurso de acreedores a la inmobiliaria de Kristina Szekely

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga ha declarado en concurso de acreedores necesario a la inmobiliaria KS Investments, de la empresaria radicada en Marbella Kristina Szekely.

Concurso de Acreedores

El auto, dictado el 31 de enero y recogido en un edicto publicado en el BOE el pasado lunes, establece que la empresa conserva las facultades de administración y disposición de su patrimonio, aunque sometida a la intervención de la administración concursal. El juzgado ha abierto un plazo de un mes para que los acreedores pongan en su conocimiento la existencia de los créditos.

La titular de la empresa, que mantiene actualmente una nómina de 30 trabajadores con tres locales situados en Puerto Banús, Sotogrande y Madrid, ha descartado de plano que la entrada en concurso de acreedores vaya a suponer el final de esta inmobiliaria, una de las más prestigiosas de la Costa del Sol, con más de 30 años de trayectoria en la comercialización de viviendas de lujo y que llegó a tener antes del inicio de la crisis cinco locales y unas 150 personas en nómina.

«Vamos a seguir, el concurso de acreedores nos dará tiempo para asumir la deuda que tenemos», dijo anoche la empresaria a este periódico, y aseguró que el movimiento que ya se está produciendo en el mercado inmobiliario de Marbella permite albergar expectativas optimistas.

Szekely atribuyó la situación a la que ha llegado la sociedad a su empeño en mantener la estructura empresarial durante los primeros años tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. «Nunca habíamos tenido una crisis tan gorda ni tan larga, no sabíamos que nos iba a golpear tanto. Ahora es fácil decir que me equivoqué, pero no se puede volver atrás», afirmó.

Gran parte de la deuda acumulada por la empresa es con Hacienda y la Seguridad Social. De hecho, existen 34 incidencias con esa entidad por un total de 250.000 euros, aunque también hay acreedores privados, uno de los cuales solicitó en el juzgado la declaración del concurso.

Según la empresaria, los activos de la sociedad son suficientes para afrontar la deuda, cuyo monto se negó a revelar hasta tanto cuente con toda la documentación, aunque la situación del mercado la coloque ahora en una posición de falta de liquidez. «He tenido una reunión con el administrador para decirle que quiero mantener toda la plantilla, creo que saldremos de esta situación en poco tiempo porque el mercado ya empieza a moverse».

Fuente: diariosur.es

 

Share

Deja un comentario