Las casas de Cayetana (Duquesa de Alba)

Más allá del mito y del personaje, más allá de su posición y títulos, Cayetana Fitz-James Stuart, XVIII Duquesa de Alba, es la heredera de una interminable lista de posesiones diseminadas por toda la geografía española.

Por primera vez en la historia una gran editorial, El Viso, presenta una obra ilustrada que contiene los interiores de cinco de las propiedades más señeras e identificativas de la Casa de Alba.

A través de más de 200 ilustraciones se hace un recorrido visual del Palacio de Liria (Madrid), el Palacio de Dueñas (Sevilla), el Palacio de Monterrey (Salamanca), la Casa de Punta Galera (Ibiza) y la Casa de Arbaizenea (San Sebastián).

“Las cinco casas más queridas y vividas por Cayetana”

El patrimonio de la Casa de Alba consta de castillos, palacios, fincas y terrenos varios. Pero si es apabullante el continente, lo contenido es un auténtico tesoro de obras de arte entre las que se cuentan, solamente en Liria, 249 óleos de pintores como el Greco, Goya, Murillo, Rubens, Rembrant o Velazquez, 177 acuarelas, 137 miniaturas, 52 tapices, esculturas, un archivo histórico valorado en 41 millones y joyas de distintas envergaduras.

Soy Cayetana de Alba. Tengo otra media docena de nombres y unos cuantos títulos. A menudo se ha escrito que poseo más que ningún otro noble en el mundo“, ha declarado la duquesa en sus recientes memorias.

En el Palacio de Liria (Madrid) se salvaron las paredes, ya que la mayoría de los cuadros, manuscritos y documentos habían sido enviados, antes de estallar la guerra, al depósito del Banco de España y a la Embajada británica. Las llamas devoraron la colección de grabados. Cayetana juró a su padre que lo restauraría y tomando como referencia el proyecto (1900) del que yo considero el mejor arquitecto del siglo XX, Sir Edwin Lutyens, ordenó su ejecución al arquitecto español Manuel Cabanyes Mata.

El Palacio de Dueñas (Sevilla), con sus 9.452 metros cuadrados de estilo gótico-mudéjar es un magnífico palacio renacentista situado en Sevilla y que contiene más de 1.500 obras de arte. Desde los patios apalmerados y columnados, pasando por los azulejos, las cocheras o el salón de toriles, respira Andalucía y muestra otra cara de la personalidad de Cayetana.

La casa de Arbaizenea (San Sebastián) es uno de los últimos ejemplos de las residencias veraniegas que edificaron a fines del siglo XIX las grandes familias de la aristocracia en San Sebastián. Rodeada de 15 hectáreas de exuberante vegetación, recuerda un ‘cottage’ de la campiña inglesa, que se acentúa en su interior con la profusión de grabados, telas y muebles muy ‘british’.

La Casa de Punta Galera (Ibiza), una de las propiedades más sorprendentes y que muestra la cara libre, abierta, anticonvencional de su dueña: la casa de Ibiza, en el alto de Sa Aufabaguera, junto a Punta Galera. Es una construcción que se integra en la naturaleza, entre pinos mediterráneos y con vistas al mar. La decoración es hippie, desenfadada, algo naïf y donde prima el colorido, la mezcla de estilos y un cierto liberador desorden ordenado.

El Palacio de Monterrey (Salamanca) es uno de los máximos exponentes del estilo artístico plateresco en España. Edificado por el III conde de Monterrey, fue un edificio muy admirado e imitado en el siglo XIX, dando lugar al llamado estilo Monterrey, un historicismo que retomaba la estética del Plateresco.

Cayetana encarna, por tradición, el antiguo lema que dice “Muera el hombre, viva el nombre“, que es lo mismo que hablar de la vocación de permanecer, de conservar lo heredado para poder legarlo.

Más info: “Las casas de Cayetana, duquesa de Alba“, de Editorial El Viso, estará a la venta a partir del 1 de diciembre. 54 euros. www.edicioneselviso.com

Fuente: fueradeserie.expansion.com

 

Share

Una respuesta a “Las casas de Cayetana (Duquesa de Alba)”

Deja un comentario