Unos 621.000 hogares no llegan a 19.170 euros y dedican más del 50% a pagar la hipoteca

En España hay unos 621.000 hogares con unos ingresos por debajo de 19.170,4 euros anuales que destinan más del 50% de sus ingresos totales a pagar la hipoteca, según los datos aportados por el ministro de Economía, Luis de Guindos, en un artículo publicado ayer por La Razón.

El peso de las HipotecasEn España hay 17,3 millones de hogares, de los que el 45%, 7,78 millones de hogares, obtienen unos ingresos por debajo de lo exigido en la normativa para paralizar durante dos años un desahucio (19.170,4 euros anuales).

De entre esos 7,78 millones de hogares, unos 621.000 están pagando de cuota hipotecaria más del 50% de sus ingresos totales.

Según el Real Decreto-Ley que aprobó el Ejecutivo el pasado jueves, para beneficiarse de la paralización de un desahucio es necesario tener unos ingresos al año inferiores a tres veces el IPREM (el indicador Público de Renta de Efectos Múltiples , los 19.170 euros citados) y cumplir otros tres requisitos.

Es necesario que la cuota de la hipoteca supere el 50% de los ingresos netos de la unidad familiar, que la hipoteca sea sobre su única vivienda en propiedad y que en los cuatro años anteriores a la solicitud de la paralización del desahucio el esfuerzo que representa la cuota hipotecaria se haya multiplicado por 1,5, es decir, que haya aumentado el 50%.

No obstante, la cifra de 621.000 hogares se reduciría ya que tienen que cumplir también la condición de que sea su única vivienda y que el esfuerzo para pagar la hipoteca haya aumentado el 50%.

A continuación, el número de hogares que quede habrá que cruzarlo con los requisitos de circunstancias familiares estipulados en la normativa para obtener el universo total de quienes podrían beneficiarse de la paralización del desahucio.

Estos colectivos familiares son: ser familia numerosa, monoparental con dos hijos, con algún menor de tres años a su cargo, con personas con una discapacidad superior al 33% o dependencia que incapacite permanentemente para trabajar y si se dan algunos supuestos de violencia de género.

Asimismo, tienen derecho deudores en paro y que hayan agotado la prestación por desempleo, las unidades familiares en las que convivan con el deudor una o más personas unidas al titular de la hipoteca o a su cónyuge por parentesco o vínculo hasta tercer grado de consanguinidad y que estén en situación de discapacidad, dependencia o enfermedad grave que incapacite para trabajar.

Fuente: 20minutos.es

 

Share

Deja un comentario