Valencia y Alicante, segunda residencia para extranjeros

La Generalitat sale al rescate del sector que prendió la mecha de la recesión. El Consell creó el pasado febrero una comisión para impulsar la venta, el arrendamiento y el uso de viviendas entre extranjeros como vía para dinamizar la maltrecha economía valenciana. Y es que el peso que antaño tuvo el sector inmobiliario explica, en buena parte, la profundidad del pozo en el que está sumido la Comunidad Valenciana, paradigma para muchos de los excesos de los años de bonanza.

Para enderezar el rumbo, el Ejecutivo valenciano ha desplegado una amplia actividad que incluso le llevó el pasado 10 de septiembre a reunirse en Bruselas con representantes de las cámaras de comercio europeas. Y con el mismo fin de seducir al comprador extranjero, esta semana citó en Alicante a cónsules de distintos países europeos. El sector cifra el stock en 210.000 viviendas.

En este foro empresarial, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se empleó a fondo para vender las bondades de invertir en el sector inmobiliario valenciano. Una tierra, esgrimió puesto en pie ante el auditorio, “paradigma mediterráneo de la calidad de vida”, con 485 kilómetros de costa, 300 días de sol al año, una temperatura media de 18 grados y también con muchas viviendas vacías.

El escenario fue la Cámara de Comercio de Alicante, donde se realizó la VI Comisión para el Análisis e Impulso de Actividades de Interés Conjunto. En esta comisión el Consell ha integrado a cámaras de comercio, colegios oficiales y promotores.

El Consell hace números ante la expectativa de un eventual resurgimiento de actividad inmobiliaria. En 2006 la venta de viviendas a extranjeros generó en la Comunidad Valenciana casi 4.000 millones de euros. La cifra fue en caída y el año pasado la venta de viviendas movió 1.515 millones de euros. La llamada del presidente de la Generalitat a los cónsules pretende que esta cifra anual vuelva a crecer hasta los 3.000 millones de euros. En la actualidad, el 22,5% de los inmuebles vendidos en la Comunidad Valenciana son a extranjeros. Y la provincia de Alicante aglutina el 87% de estas operaciones. Y a nivel nacional, la Comunidad concentra el 30,4% de estas ventas, porcentaje que en el primer trimestre de este año ha crecido hasta el 31,5%.

Fabra anticipó que antes de que acabe el mes próximo el Consell lanzará una web para fomentar la comercialización del stock de viviendas de segunda residencia para extranjeros. La web contendrá información en castellano e inglés sobre los pasos a seguir para los extranjeros que decidan adquirir una vivienda. El propósito es difundir el sistema de garantías técnicas de las viviendas, la seguridad jurídica existente en la Comunidad Valenciana y la calidad técnica de los inmuebles. Tendrá enlaces con los colegios profesionales de notarios y registradores. Y con la oferta inmobiliaria. La consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, detalló el pasado lunes que la voluntad es que la web no se cierre a nadie y que la oferta con la que se vincule sea lo más completa posible. “Hay que aunar esfuerzos”, resumió Bonig.

Los promotores valoran la iniciativa aunque no han sido informados por la Generalitat. “En principio todas las herramientas que se pongan a disposición del sector nos parecen bien”, resume José Luis Miguel, presidente de los promotores de Valencia. Miguel propone algunas ideas para la web. El promotor considera que el contenido de la oferta de esta página on line podría completarse incluyendo también el importante stock de suelo existente, el de oficinas y el de naves industriales. Miguel apunta igualmente que la Generalitat podría ayudar a agilizar la financiación y la concesión de permisos de residencia. Y el presidente de Cepyme Alicante, Cristóbal Navarro, considera que estos esfuerzos deberían haberse hecho antes, cuando los pisos estaban en manos de los promotores y no de los bancos.

Fuente: ccaa.elpais.com

 

Share

Una respuesta a “Valencia y Alicante, segunda residencia para extranjeros”

  1. FH dice:

    Está muy bien pero, habria que puntualizar que el sector que prendió la mecha de la recesión sin duda fue el financiero, especialmente las cajas de ahorros que permitieron que la ignorancia e incompetencia de los politicuchos corruptos nos endeudaran sobremanera. Ya está bien de echar la culpa al sector privado!!!

Deja un comentario