La Consejería de Fomento de Andalucía cesa a otros 30 directivos de EPSA

La Consejería de Fomento y Vivienda ha aprobado el cese de otros 30 directivos de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) en el marco del proceso de reducción de su estructura directiva, según ha indicado la Consejería en una nota, donde explica que las destituciones afectan al cuerpo de directivos intermedios de los servicios centrales, en el que el departamento que dirige Elena Cortés había detectado un “sobredimensionamiento“.

Esta medida se inscribe en el marco de la “profunda reordenación” de EPSA emprendida por la Consejería de Fomento y Vivienda. Los cambios, abiertos además a la participación de los trabajadores de EPSA, se encaminan a “la optimización y racionalización de los recursos de la empresa, a la que la Consejería ha dado una fuerte vocación social y de servicio a la ciudadanía y en especial a las víctimas de la crisis“.

Nuestra prioridad es incidir en la extraordinaria labor social que realizan cada día los trabajadores de EPSA, una empresa fundamental para realizar unas políticas transformadoras y verdaderamente útiles en el campo de la vivienda“, ha afirmado Fernando Herrera, director de EPSA, que ha añadido que continuará reduciendo la estructura de dirección intermedia “y profundizando en esta política de racionalización de recursos desde criterios de eficiencia y operatividad“.

Herrera considera que “existe en la ciudadanía una fuerte demanda tanto de políticas que introduzcan cambios sociales profundos y duraderos como de medidas inspiradas en principios éticos. Estamos dando respuesta a esa demanda“.

El primer hito de esta reordenación lo marcó la Consejería que dirige Elena Cortés en julio de este año, cuando nada más incorporarse el nuevo equipo directivo de EPSA redujo a la mitad, de diez a cinco, su número de altos directivos, de forma que de ocho direcciones de área se pasaba a tres, manteniendo los cargos de director y subdirector. En agosto la Consejería dio un segundo paso al suprimir las cesantías e indemnizaciones del cuerpo directivo mediante una modificación de su Estatuto del Directivo Intermedio que supuso la eliminación de estos privilegios, que la Consejería consideraba “injustificados“.

Estos privilegios, impropios de una empresa pública, constituían un agravio para el resto de los trabajadores de EPSA, que desarrollan una labor indispensable y de enorme valor; su supresión era fundamental y nos permite ahora, además, acometer esta reducción del cuerpo de directivos intermedios sin coste de dinero público“, ha señalado Herrera, que ha destacado que es “un principio ético imprescindible en la gestión pública que quien haya accedido a un puesto directivo mediante libre designación no perciba indemnización si es cesado“.

Por último, Herrera ha subrayado que “el dinero de los andaluces no puede tener como fin pagar blindajes o privilegios a sus directivos, sino luchar contra la crisis y sus efectos en las capas más humildes de la sociedad”.

Fuente: europapress.es

 

Share

Deja un comentario