Cae “lentamente” el stock de nuevas viviendas y los expertos abogan por venderlas a extranjeros

El ‘stock’ de viviendas e inmuebles de nueva planta comienza a caer “lentamente” en los ámbitos nacional, andaluz y sevillano como leve signo de una posible recuperación del negocio de la promoción inmobiliaria y la construcción, aunque el “bajísimo ritmo de drenaje” de las nuevas viviendas que aún esperan comprador lleva a los expertos a abogar por su venta a propietarios de países extranjeros a cuenta de la asfixia financiera de la población autóctona.

El presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla, José Antonio Solís Burgos, y el doctor en Economía y director del Instituto de Práctica Empresarial, José Antonio Pérez Ramírez, han presentado este martes los detalles del XVIII ‘Pulsímetro Inmobiliario‘, que recoge las novedades de la evolución del mercado inmobiliario en España, Andalucía y la provincia de Sevilla.

VIVIENDAS QUE ESPERAN COMPRADOR

Este informe expone que en 2012, España acumula un ‘stock’ de aproximadamente 633.237 viviendas, locales e inmuebles cuya construcción ha finalizado recientemente pero que no encuentran comprador, un indicativo que oscilaba los 802.939 inmuebles de nueva planta en 2011 y 931.615 inmuebles en 2010 después de que en 2006, antes de que estallase crisis financiera y reventase la burbuja inmobiliaria, el ‘stock’ nacional fuese de sólo 73.555 inmuebles recién finalizados y a la espera de propietario.

En Andalucía, igualmente, en el año 2012 se contabilizan unas 91.798 viviendas o inmuebles de nueva planta terminados pero a la espera de comprador, toda vez que este indicativo se elevaba a 164.751 inmuebles en 2010 pero se reducía a poco más de 15.000 inmuebles en 2006, antes de que la economía se desplomase.

Por lo que respecta a la provincia de Sevilla, durante el año en curso se contabilizan unos 17.014 nuevos inmuebles terminados y sin vender, mientras en 2010 la cifra superaba las 25.000 unidades pero sólo rondaba las 2.000 en 2006, antes de la crisis. (…)

VENDER FUERA DE ESPAÑA

“Con el ‘stock’ que tenemos, este sector no es capaz de tirar de la economía andaluza y Andalucía necesita a este sector”, ha dicho Solís Burgos en cuanto al “bajísimo ritmo de drenaje” de las viviendas de nueva obra que esperan comprador. Por eso, ambos han abogado por ampliar la visión comercial y vender estas viviendas a ciudadanos de otros países, dado que la ciudadanía española padece una falta de liquidez y financiación que imposibilita su acceso a la vivienda de nueva planta. “En otros países, la gente está deseando venir a España, y no digamos a Andalucía. Vayamos a vender estas viviendas fuera de España, porque se puede hacer en Europa“, ha dicho Solís de Burgos.

Ambos han reconocido, finalmente, que esta idea encuentra mayor calado en las viviendas correspondientes a la costa, pero han defendido que es precisamente en las provincias costeras donde más se acentúa el problema del ‘stock’, porque en la ciudad de Sevilla, por ejemplo, no hay “grandes problemas” de ‘stock’ de viviendas de nueva planta.

Fuente: europapress.es

 

Share

Deja un comentario