La venta de pisos de inmobiliarias rusas en Tenerife aumenta el 50% en dos años

Las ventas de pisos de inmobiliarias rusas, sobre todo a sus compatriotas, se han disparado en los dos últimos años en el Sur de Tenerife, llegando a aumentar hasta el 50% en los últimos dos años.

Son los que han reflotado, de alguna u otra manera, el sector inmobiliario en la zona turística, hundido por la crisis del ladrillo, por la imposibilidad de pagar unos precios disparados, ahora más bajos, aunque poco accesibles. Pocas personas se arriesgan, salvo los rusos.

El sector parece despegar gracias a la proliferación de inmobiliarias con sus inconfundibles letras. Ya es normal ver carteles colgados en los balcones de apartamentos y casas. El número de inmobiliarias podría superar la veintena en la Isla, sobre todo en la zona turística.

Kristina Demchienko trabaja en la inmobiliaria Q-Rort, una de las más destacadas de la zona, en el centro comercial Playa Fañabé (Costa Adeje). Asegura que para los rusos los precios de las propiedades en Tenerife (altas para la mayoría de los residentes) son bastantes más baratos que en Moscú y otras grandes ciudades. “Ahora estamos vendiendo pisos desde 50.000 euros, pequeños estudios, también de 200.000 euros y pueden llegar en otras ocasiones hasta los 500.000 euros, depende de cada uno, de la zona, y de las facilidades que den los bancos”, manifiesta Demchienko.

El mercado lituano también se suma a este reflote del sector, interesado en tener su segunda residencia en la Isla. Muchos vienen de vacaciones y ven las posibilidades, el clima excepcional y se quedan. “Sí lo hacen, y los bancos les conceden las hipotecas ”, confirma la joven trabajadora de esta inmobiliaria.

El sector inmobiliario es muy polivalente, y muchas personas procedenes de Rusia que se dedican a los negocios en turismo, también trabajan por otra parte en la venta de pisos.

Ya no sólo vienen por el turismo sino que viven con su familia, trabajan, sirven de traductores, ya que hablar ruso supone una ventaja, de hecho ya es un idioma demandado para los negocios.

A principios de año, el touroperador ruso Natalie Tours (el principal emisor de turistas rusos al mercado español, con el 41% de la cuota) preveía en enero que durante el presente año 2012 se superase el millón de turistas rusos en España, tras haber rebasado los 600.000 visitantes en 2010 e igualmente buenas cifras en 2011. Los destinos más atractivos del mercado español son la Costa Dorada, la Costa Brava y Canarias. España aumentó hace dos años un 43,4% más de turismo ruso respecto a 2009, mostrando una evolución ascendente y continuada en las llegadas hasta el momento.

Asimismo, según los datos del Cabildo, el 98% de los turistas rusos que llegan al Archipiélago canario elige Tenerife para pasar sus vacaciones, lo que mantiene a la Isla en líder indiscutible en este mercado desde hace ya más de 15 años.

Los datos de las Estadísticas de Turismo Receptivo constatan un crecimiento del mercado ruso desde 2010 de un 20,6% para un total de 81.992 turistas alojados. El visitante ruso sigue siendo más joven que el resto. Su media de edad no llega a los 40 años y esta circunstancia, junto a su elevado gasto diario durante las vacaciones, hace que sea más activo que los demás.

El viajero ruso es el que más tiempo pasa en la Isla durante sus vacaciones, concretamente unos 12 días. Ahora muchos deciden permanecer más tiempo y vivir aquí.

Fuente: diariodeavisos.com

Share

Deja un comentario