IU quiere que los pisos del ‘banco malo’ sean para alquiler público

Hay 5,6 millones de inmuebles desocupados y durante la crisis han perdido su casa 400.000 familias.

Más de 400.000 familias han sido desahuciadas desde que comenzó la crisis según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y se prevé que en 2015 habrá más de medio millón de familias que habrán perdido su casa por no poder afrontar el pago de la hipoteca.

Dada la magnitud de las cifras, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) lanza en el Pleno del Congreso una moción y una proposición no de ley para buscar soluciones al problema de los desahucios y a la falta de vivienda pública.

Reclama por un lado, que las viviendas desocupadas –según el último censo del Instituto Nacional de Estadística (INE), hay 5,6 millones de viviendas vacías, el 20% del parque inmobiliario–, tengan un gravamen más alto, y por otro, que los pisos de las entidades financieras que pasen al llamado banco malo sean destinados a un parque público de alquiler social.

Rescatar a las personas

La coalición de izquierdas propone iniciativas para “rescatar a las personas” en lugar de buscar sólo formas de sacar al sistema financiero de la crisis. También se reclama la paralización de los embargos y desahucios en viviendas propiedad de entidades financieras con ayudas públicas o que se traspasen al banco malo y que se cree un banco de alimentos de gestión pública al que surtan las grandes superficies comerciales con la donación obligatoria de los productos que estén a punto de caducar.

Y es que cada día se producen en España una media de 159 desahucios de viviendas por el impago de la hipoteca o el alquiler, según datos de la (PAH).

El Gobierno no termina de dar una solución al problema de la vivienda. En febrero se debatió en el Pleno del Congreso de los Diputados, a petición esta vez de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), la dación en pago. La moción buscaba que se modificara la ley para permitir que la entrega de la vivienda sea suficiente para cancelar la deuda de la hipoteca y que el Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) comprara viviendas a las Cajas y las destinara a alquiler de protección social. Sin embargo, el Gobierno rechazó esta moción.

En esta ocasión la Izquierda Plural recoge estas medidas a la enmienda parcial del proyecto de ley de la reforma financiera del pasado mes de mayo.

Pedirá a la Cámara que respalde una iniciativa para exigir que “las entidades financieras que reciban cualquier tipo de ayuda pública y, en particular, en la nacionalizada Bankia, la dación en pago y el alquiler social sean soluciones para las familias que, como consecuencia de la crisis, no puedan hacer frente a sus deudas hipotecarias”.

De hecho, en su iniciativa insisten en la idea de que es necesario utilizar los activos inmobiliarios de las entidades intervenidas por el FROB para crear un parque de alquiler público. “Un servicio de pisos en alquiler público permitiría a muchos ciudadanos vivir dignamente sin esfuerzos económicos desmedidos para pagar una vivienda”, aseguran desde el partido.

Fuente: intereconomia.com


Share

Deja un comentario