El banco malo descontará el mínimo por los pisos de las entidades financieras

El banco malo se quedará con los pisos de la banca sin descontar apenas margen de la rebaja del 35% que, por ley, les exigió aplicar en primavera para ajustar el valor de sus inmuebles a precios más acordes con la realidad del mercado. Esta provisión alcanza hasta el 60% en el caso de promociones sin acabar y hasta el 80% para los suelos.

Contribuirá a contener la caída de los precios y tardará más en venderlos

El Banco de España y el Reestructuración Bancaria (Frob) fijan así una carrera de fondo también para las viviendas, pues para los suelos y promociones en curso estaba garantizada. Al adquirir los pisos de los bancos a precios altos -sin descuentos añadidos-, se necesitará más tiempo para comercializarlos e, indirectamente, asumen (o calculan) que los precios no caerán más en el futuro de lo que valen ahora, ya que su objetivo es venderlas en el plazo de 15 años. Su decisión contribuirá a contener la caída de los precios.

También asumen que sacarán menos beneficio por las viviendas que se queden, los inmuebles más ‘vendibles’ que va a acumular.

La Sociedad de Gestión de Activos que patroneará el Frob y que contará con socios privados -bancos españoles, fondos de inversión y fondos soberanos-, arrancará el 1 de diciembre y terminará el traspaso de inmuebles y créditos inmobiliarios de los bancos en febrero de 2013. Antes de echar a andar, el 28 de septiembre la consultora Oliver Wyman hará público su informe sobre las necesidades financieras de la banca.

La valoración de los activos de la banca es el factor clave para entender el devenir del mercado inmobiliario, pues el banco malo, que podría asumir unas 73.000 viviendas, tendrá la llave de los precios.

Tasando las casas de la banca a los precios de ‘libros’ -valoración contable menos la provisión exigida-, el Banco de España entiende que la banca, por sí misma, ya los ha descontado a precios vendibles. Por eso, la pregunta que surge es porqué es el Estado quien asume unos activos que los bancos podrían vender por su cuenta.

Por otro lado, desde en un plano más político, el traspaso de inmuebles al banco malo sin quitas añadidas prioriza la estabilidad de los mercados y los bancos, frente a una penalización por su arriesgado y ética cuestionable durante la burbuja inmobiliaria.

Los analistas calculan que el margen de caída es aún del 17% más

Así, el ‘banco malo’ podría incumplir la primera promesa que realizó el ministro de Economía, Luis de Guindos, durante su presentación, el cual aseguró que la agencia de socorro bancario se quedaría con los inmuebles “a precios pre-burbuja”.

Adquirir las viviendas ‘tóxicas’ de la banca a precios contables dificultará su posterior venta y pone en riesgo otra de las promesas de De Guindos, cuando afirmó que la entidad no costaría dinero a los ciudadanos.

La incógnica del mercado

Según Economía, el precio de la vivienda podría haber tocado fondo ya, y Oliver Wyman cree que la vivienda caerá apenas un 5,6% este año. En cambio, los promotores españoles creen que esos cálculos son aleatorios y que la situación del mercado actualmente es “una incógnita”.

La burbuja inmobiliaria sigue desinflándose cada vez con más fuerza, un 14,4% anual en junio, según el INE; ‘The Economist’ auguró una caída en picado hasta final de año y Tinsa, la primera tasadora del país, calcula que las casa han caído sólo un 32,4% desde sus máximos. Además, los analistas calculan que el margen de caída es aún del 17% más, según publica Expansión en su edición impresa.

Fuente: elmundo.es

Share

Deja un comentario