Sangría, paella, casas baratas y beneficios

El mercado inmobiliario tiene el motor gripado en España. Pero sólo para los locales, a los que el crédito les está vedado y a quienes el miedo a la crisis y la pérdida de poder adquisitivo paralizan cualquier decisión.

Pero, para los inversores extranjeros, España se ha convertido en el paraíso de los chollos. “Las propiedades rebajadas y los inmuebles adjudicados constituyen una de las mejores oportunidades de inversión en el mercado global“, asegura el portal para inversores Colordarcy Investments.

Que rica sangría

Especialmente las villas y apartamentos en la playa“, completa el portal, que mezcla burdamente los clásicos reclamos dirigidos al turista británico en sus llamadas de atención sobre el caso español. Marbella es, en todos los casos, el principal tirón, de forma que, aunque las viviendas a la venta que ofrezcan se ubiquen a 30 ó 40 kilómetros en el interior, el nombre de la, a todas luces, glamurosa ciudad se mantiene en el escaparate.

Los inversores extranjeros consideran chollos los inmuebles de la banca, por su capacidad de financiación –“hasta el 107%”, anuncian-, y las viviendas sueltas a la venta de urbanizaciones, esas que los promotores tienden a rebajar para dar carpetazo a una promoción.

España sigue siendo el país favorito de los británicos para invertir en vivienda que, al tirón de los precios, ahora añaden que, en el último año la libra esterlina se ha apreciado un 10% respecto al euro, una ventaja que sí convierte a los británicos en inversores preferentes.

Los inversores deben decidir con ciudado las localidades donde invertir y la calidad de los desarrollos“, explica la firma Loxley McKenzie en el mentidero internacional ‘Property Showroom’, añadiendo que no es difícil “encontrar activos por debajo del 60% de su precio original”.

A las gangas inmobiliarias, los analistas foráneos alimentan la posibilidad de encontrar más chollos en el futuro apelando a los datos macroeconómicos del país. “El INE revisó esta misma semana que la economía española fue peor en 2010 y 2011 de lo que se estimó en un primer momento“, añade este mismo portal.

‘How to buy in Spain’

El Estado sabe que el drenaje del ‘stock’ español tiene un aliado en la caída del euro y en la sensación creada de que España ha puesto el cartel de rebajas inmobiliarias.

En su página web, el Ministerio de Fomento afirma que “los precios de la vivienda han caído un 17% desde sus máximos en el primer trimestre de 2008 y en torno a un 22% en términos reales“. El dato fue publicado en enero de este año -y no ha sido actualizado-, momento que presentó un informe ante inversores internacionales exponiendo las posibilidades del ladrillo español.

Fuente: elmundo.es

Share

Deja un comentario