Tu hogar Feng Shui. Parte I

El Feng Shui nos ayuda a decorar nuestro hogar de acuerdo con los principios de forma y orden 

Según una antiquísima ciencia china de mas de 4000 años de antigüedad, la posición y orientación del espacio a construir es una cuestión muy importante a tener en cuenta. El lugar que ocupa nuestra residencia, nuestra oficina de trabajo y los objetos que nos rodean pueden afectar seriamente a nuestra existencia.

El Feng-Shui es un arte milenario que intenta utilizar los elementos a nuestro alcance para hacernos mas favorables las energías del planeta.

El vocablo Feng significa viento y Shui agua. La frase viento y agua simboliza “el viento ascendiendo a la cima de una montaña, y el agua subiendo hacia su cumbre”. Esta filosofía oriental, se puede aplicar en decoración de interiores y exteriores, arquitectura y jardinería.

Occidente poco a poco se va rindiendo al Feng-Shui, siendo muchos los arquitectos que diseñan y elaboran sus planos con la ayuda de maestros y asesores de esta técnica. Multinacionales de gran prestigio internacional (sobre todo norteamericanas) están elaborando sus edificios respetando estas tradiciones orientales, y poco a poco se dejan ver muchos elementos de decoración vinculados con el Feng-Shui.


 Objetos para suavizar las malas energías

1. Objetos brillante (espejos, bolas de cristal Feng-Shui y luces artificiales)

2. Los colores (cada habitación de la casa se potencia con un color según el Ba-Gua)

3. Los sonidos (sonerías, campanas y música)

4. Fuerza Vital (plantas, peceras, estanques, etc)

5. Energía Cinética (fuentes de agua, ventiladores de aire, etc)

6. Objeto de peso (esculturas, columnas, etc)

7. Energía eléctrica (ubicación de equipos electrónicos)

8. Los símbolos (flauta de bambú, Ba-Gua, etc)

9. Otras herramientas (banderas, cortinas, incienso, cuadros, etc)

Share

Deja un comentario