Colores que hablan

El amarillo, de apariencia alegre, posee la cualidad de estimular la mente; el negro desprende elegancia, poder, misterio y muerte; el blanco, limpieza

La cromoterapia o ‘colorterapia’, creencia que se conoce desde la Antigüedad, apuesta por emplear la gama cromática en los hogares como elemento curativo, estimulante o antidepresivo.

¿Qué dice cada color en una vivienda?

Rojo

Nunca deja indiferente a nadie. Siempre es considerado como el tono cromático con más poder para llamar la atención. A la hora de utilizarlo en la decoración otorga una sensación de gran calidez y crea espacios muy acogedores. No olvides, además, que es el color sugerido por el milenario arte de la deciración del Feng Shui para estimular el éxito en los estudios y el trabajo.

Amarillo

Asociado a la mala suerte en el mundo del espectáculo es, sin embargo, un tono muy popular en la decoración por su apariencia alegre y sus cualidades para estimular la actividad mental. Una tonalidad fuerte es perfecta para un salón, mientras que si decidimos usarlo para un lugar más tranquilo, como un dormitorio, deberemos emplearlo en una tonalidad suave por los efectos perturbadores que puede generar.

Verde

Si se decide usarlo, por ejemplo, para pintar una habitación infantil con un tono pastel, se obtendrá una estancia cálida y agradable, mientras que si se elige un tono más fluorescente podemos llegar a convertir la habitación en un lugar perturbador y desorientador.


Negro

Habla de elegancia, poder, misterio y muerte. Se utiliza a menudo para lugares de corte minimalista, sobre todo, por su facilidad para contrastar con colores brillantes como el rojo. A la hora de utilizarlo en la decoración, hay que tener en cuenta que este color no refleja la luz, por lo que acerca los planos y se reducen considerablemente los espacios.

Blanco

La cocina y el baño son dos estancias en las que debe primar la sensación de limpieza. De ahí que se recurra con frecuencia a este tono o a las diferentes tonalidades de azul para las paredes, aunque la última tendencia en decoración apunta a insertar pinceladas de color (electrodomésticos, azulejos, elementos textiles).

Naranja

Pese a ser un color muy llamativo, otorga calidez y alegría a un hogar, aunque tampoco es fácil usarlo a la hora de decorar. Combina con elementos blancos y limpios en habitaciones amplias porque el efecto óptico que produce tiende a reducir los espacios. Este tono a menudo despierta el apetito, por lo que utilizaremos esta cualidad para emplearlo o prescindir de él a la hora de decorar la cocina.

Azul

En tono claro inspira tranquilidad, mientras que una tonalidad más intensa puede crear un ambiente sobrio. Mientras que los expertos del Feng Shui recomiendan el rojo para los ambientes de estudio, el azul es el color elegido por los decoradores occidentales. La elección final dependerá de qué cualidad queremos potenciar en el estudio. Tranquilidad para concentrarse o estímulo para superarse.

Share

2 Respuestas a “Colores que hablan”

  1. Malú Bernal Rosiles dice:

    Me parece muy interesante todo lo que he leído. Hace tiempo estoy buscando un curso de Feng Shui, pero donde estoy viviendo actualmente parece que no hay ningún lugar que ofrezca éstos cursos. Está muy bien explicado, concreto y claro. Felicidades por ayudarnos a conocer como funciona el Feng Shui. Gracias!!

  2. maxi dice:

    Y el rosa?? el ocre?? el color teja?’

Deja un comentario