El Gobierno Vasco pone en marcha un servicio para deshauciados

Atenderá a los que ya hayan intentado sin éxito llegar a un acuerdo con su entidad, no posean otra casa y que su hipoteca no supere los 350.000 euros

El Gobierno Vasco ha puesto en marcha un servicio de mediación entre las familias que carecen de recursos para pagar su hipoteca y las entidades financieras con el fin de facilitar un acuerdo que evite la ejecución hipotecaria y la pérdida de la vivienda.

Si el acuerdo resulta inviable y tiene lugar el desahucio, y sólo en los casos de riesgo de exclusión, ofrecerá con rapidez una vivienda en alquiler protegido.

Las personas y familias que deseen hacer uso de este servicio sólo deberán cumplir tres condiciones:

1. Haber intentado sin éxito llegar a un acuerdo con su banco o caja de ahorros

2. No disponer de otra vivienda en propiedad

3. La hipoteca no debe superar los 350.000 euros


Ahora hace falta conocer cuál será la respuesta de las entidades ante este nuevo servicio que estará disponible incluso aunque exista un procedimiento judicial en curso. Según ha informado la consejera de Justicia, Idoia Mendia, Gobierno Vasco y bancos y cajas están negociando una especie de protocolo que regule las relaciones entre ambas partes cuando un ciudadano haga uso del servicio de mediación. Se trataría de fijar, por ejemplo, la forma en que la entidad entrega información a los mediadores.

La mediación, gratuita y voluntaria, será ejercida por expertos del Colegio Vasco de Economistas, el Instituto de Defensores Jurados de Cuentas y el Colegio de Titulados Mercantiles, y tendrá dos líneas principales de actuación: estudiar la capacidad económica del afectado para hacer una propuesta de liquidación de la deuda al banco y mediar con la entidad financiera para encontrar la solución más idónea para el afectado.

Share

Deja un comentario