Cientos de embargos contrastan con la barata oferta inmobiliaria actual

 Deshaucios, chollos, embargos y gangas de la banca. Casas “a perrilla la pechá”

Esta tarde haremos un popurrí porque podemos.

Son tantas las noticias de deshaucios, embargos y ciudadanos que se unen ante esta situación desesperante en la que vivimos, que desgraciadamente nos sobra el contenido con el que rellenar estas líneas.

Vamos, no obstante, a contrastar embargos con las gangas y los chollos ofertados por la banca. Es triste esto de lucrarse con la desgracia ajena.

Escribe El País, que no se prodiga en actualizaciones de su contenido inmobiliario (aunque, si lo hace, suele sacar a la luz temas de interés y denuncia), acerca de la concentración de afectados contra un “chiringuito hipotecario”.


Una treintena de afectados por un presunto caso de estafa hipotecaria a inmigrantes se ha citado a las doce y media de esta mañana en los juzgados“, relatan, “para denunciar el fraude cometido, supuestamente, por el empresario español Enrique Caño”.

De 2004 a 2007, Enrique Caño intermedió en las hipotecas de decenas de inmigrantes, que confiaron en él entre otras cosas por su forma de presentar su negocio (Caño cobraba una comisión por cada hipoteca que lograba).

Su chiringuito financiero se llamaba Central Hipotecaria del Inmigrante (CHI) y su producto estrella era la Hipoteca Bienvenida. Lamín Numké y su mujer, compraron en 2005 su piso, en Usera. No pagan la cuota de la hipoteca a Bankia desde 2009 y en 2010 se inició la ejecución hipotecaria. Tienen dos hijos, de cuatro meses y dos años.

Por otro lado, Paola Angulo, colombiana de 33 años, casada y con dos hijas pequeñas, ha presentado en la oficina de Deutsche Bank  de Valencia una carta de apoyo respaldada por 89.962 firmas logradas por Internet con la que evitar su desahucio el 22 de marzo.

El banco ya se ha quedado formalmente con su casa por un 60 por ciento del precio que la tasó al concederle el crédito y le reclama, además, 110.000 euros. Paola pide al banco la posibilidad de poder seguir viviendo en su casa mediante el pago de un alquiler social.

Pues bien, estas son las casas que oferta la banca como ganga inmobiliaria. Publicaba ayer El Economista: “El efecto de la reforma financiera será directo: habrá fusiones y rebajas de activos inmobiliarios que tendrán que ajustarse al valor de mercado para provisionar los 52.000 millones exigidos por el Gobierno.

“Plato del día: de primero, lentejas estofadas; de segundo, huevos rotos con patatas, postre y bebida incluidos. Precio del menú, 9 euros”. El mismo que vale pagar al día la hipoteca de una casa. Con este ejemplo puesto en bandeja, a la pregunta de si la estrategia del ministro de Economía, Luis de Guindos, hará que los precios de la vivienda bajen con la reforma financiera, la respuesta es definitivamente <sí>”.

En CatalunyaCaixa, por ejemplo, aseguran que este ajuste ha supuesto ya una bajada media sobre la tasación inicial de un 15 por ciento a final de 2011, y en algunos puntos ha llegado a ser de hasta el 35 por ciento.

“El Banco Santander ofrece pisos en Seseña (Toledo), la famosa Ciudad del Pocero, por 89.000 euros. La misma casa, lo dicen los pocos vecinos que ya viven allí, hace sólo cuatro años costaba 191.000 euros”, dice El Economista.

Bankia, a través de su inmobiliaria hogares.es, llega hasta el 53 por ciento para productos puntuales.

Pueden optar por estos “chollos” para la compra de su futura vivienda, pero les sugiero que vean esta elegante y conmovedora historia antes de ello: La llave de Sarah.

Share

3 Respuestas a “Cientos de embargos contrastan con la barata oferta inmobiliaria actual”

Deja un comentario