Vivir mejor aun a costa de alargar la hipoteca

Se extiende la ayuda de la entidad financiera para vender el inmueble de forma más rápida para eludir el embargo

La hipoteca es una carga larga en el tiempo. Pero en tiempos de crisis, tal vez sea preferible alargar su duración si de ese modo nos garantizamos pagar menos cuota mensual. Así lo prefiere el 75 por ciento de los españoles.

Según datos de la Agencia Negociadora de Productos Bancarios, un 75 por ciento de los hipotecados aceptaría alargar el plazo y el importe de su hipoteca para reducir en un 30 por ciento su cuota mensual, ya que un 27,1 por ciento considera que atraviesa una situación financiera “mala o muy mala”.

Para evitar un 30 por ciento de las ejecuciones hipotecarias, que según la Asociación de Afectados por Embargos y Subastas podría afectar a más de medio millón de familias en 2015, la agencia negociadora aconseja flexibilizar estas condiciones.

Además, recomienda negociar un periodo de carencia en el pago de intereses o incluso en la amortización de capital, y estudiar un proceso de refinanciación de deudas.

Vender mal antes que perder la vivienda
La agencia constata que la ayuda de la entidad financiera para vender el inmueble de forma más rápida se está extendiendo para eludir el embargo, aunque sea a costa de asumir una pérdida del valor y así evitar que su balance se vea dañado.

La morosidad de las hipotecas subió en el tercer trimestre al 2,6 por ciento. Según la Asociación Hipotecaria Española, los créditos hipotecarios dudosos (impagos y con probabilidad de impago) en manos de las familias españolas para adquirir una vivienda subieron en el tercer trimestre del año hasta el 2,629 por ciento.

Share

Deja un comentario