Se paga menos por comprar vivienda nueva

Si comparamos los impuestos que gravan vivienda nueva y de segunda mano y mientras se mantenga el IVA superreducido, la mejor opción es la vivienda nueva.

Vivienda nueva versus vivienda de segunda mano, ¿Cuál da más?

Con el mantenimiento del IVA superreducido al 4 por ciento, las ventajas a nivel impositivo que ofrece la compra de una vivienda nueva o una vivienda de segunda mano cobran especial relevancia.

Si comparamos los impuestos que gravan vivienda nueva y de segunda mano y mientras se mantenga el IVA superreducido, la mejor opción es la vivienda nueva.


Ya hablamos de los impuestos que gravan la compra de vivienda en alguna entrada anterior, pero veamos las diferencias con el objeto de confirmar la opción de vivienda nueva como la mejor:

Impuestos que gravan la compra de vivienda nueva

1. Si compras una vivienda nueva a un promotor o a una entidad financiera corresponde pagar IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). Actualmente al 4 por ciento.

2. Además, deberás abonar a Hacienda, personalmente, a través de notario o de un gestor colegiado, el IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados), al tipo general del 0,5 por ciento (aunque en algunas comunidades autónomas, como Andalucía, País Vasco y Navarra, son distintos).

Impuestos que gravan la compra de vivienda de segunda mano

1. Si compras una vivienda usada a un particular o agencia inmobiliaria corresponde pagar ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales). Éste tiene un tipo del 7 al 8 por ciento sobre el valor real de la adquisición, que equivale al valor declarado en la escritura, sin perjuicio de las posibles comprobaciones de la Hacienda Pública.

2. También deberás pagar el IAJD.

Un Interesante artículo del  Blog de SIMA Expo (el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid) compara ambas opciones:

“Comparemos lo que supone, en términos de impuestos y con el IVA superreducido para la compra de vivienda nueva, adquirir una vivienda media. Si te decides por una vivienda nueva, que cueste, por ejemplo, 200.000 euros, deberás abonar 8.000 euros en concepto del IVA (gracias al tipo reducido vigente); mientras que si te inclinas por comprar una vivienda de segunda mano, deberás pagar de 14.000 a 16.000 euros, en función de la comunidad autónoma en la que esté situada la vivienda, en concepto de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales”.

Share

Deja un comentario