La mejor casa al mejor precio

Los últimos años no han sido los mejores para el sector inmobiliario. Miles de personas han tenido que poner en venta sus hogares para hacer frente a las duras condiciones económicas que atraviesa el mundo entero, y no siempre han salido ganando.

Maison de lamitie

Donald Trump - Maison de l’amitié

Ni siquiera las grandes fortunas se han librado de la crisis que afecta a la compra y venta de casas. En 2008, el magnate de los negocios Donald Trump vendió su Maison de l’amitié por 100 millones de dólares, 25 menos de los que pedía inicialmente.

Y viviendas tan famosas como las habitadas por Katharine Hepburn en Old Saybrook (Connecticut), o Jennifer Aniston en Beverly Hills (Los Angeles) –puestas en venta en 2011– siguen sin comprador.

Katharine Hepburn - Old Saybrook (Connecticut)

Pero no todo es malo en esta complicada situación. El coste medio de la vivienda cayó un 5,7% respecto a 2010, y el desembolso para adquirir una casa puede rebajarse todavía más si los vendedores necesitan deshacerse de ella para disponer de liquidez o resolver problemas económicos.

Jennifer Aniston - Beverly Hills (Los Angeles)

Sólo así puede explicarse que en 2010, el empresario mexicano Carlos Slim adquiriera la única mansión privada de la célebre Quinta Avenida de Nueva York por 44 millones de dólares.

Carlos Slim - Nueva York

Aunque no lo parezca, es un buen momento para adquirir una vivienda, si se está convencido de la calidad de la compra.

La falta de compradores ha favorecido la existencia de una amplia oferta antes inexistente, lo que le permitirá elegir con mayor tranquilidad.

Si está decidido a salir en su busca, aquí tiene unos consejos que le serán útiles a la hora de la negociación.

1. Los portales inmobiliarios de Internet son una fuente inagotable de recursos. En ellos se constata la dificultad de algunos propietarios para vender los inmuebles. Algunos pueden mantenerse a la venta durante años. En esos casos, sus precios se actualizan a la baja de manera periódica, por lo que sólo tendrá que esperar unos meses más. Aproveche la escasez de demandantes actual, que le facilitará obtener nuevos descuentos si pone sobre la mesa una oferta firme que se concrete en un plazo breve.

2. La negociación directa con el vendedor puede brindarle la oportunidad de comprar por debajo del precio inicial. Una respuesta rápida por su parte puede rebajarlo entre un 5% y un 20%, en función de las necesidades del vendedor. Detecte sus puntos débiles, como la urgencia económica y adelántese a sus necesidades para realizar una compra ventajosa para usted.

3. Los metros cuadrados desempeñan un papel determinante en la posibilidad de conseguir una rebaja. Cuanto mayor sea la extensión, más crecerá el margen de negociación. Rara vez puede concretarse un descuento cuantioso en pisos pequeños, salvo que se haye en mal estado y precise reformas.

Fuente: expansion.com

Share

Deja un comentario