Bankia reajusta el mercado inmobiliario a la realidad

La agencia de calificación crediticia Moody’s, califica a Bankia en su salida a Bolsa  a dos escalas de bono basura 

Ya sabemos todos que la situación es preocupante. La calificación de Moody’s a Bankia no ayuda.

Uno se siente impotente cuando ve soluciones tan dantescas como la de Diego Hidalgopresidente del patronato de FRIDE (Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior) y fundador de la Fundación Maimona, en la tribuna de El País de hoy:

“La única solución […] sería que la inminencia del caos llevara a un gobierno global capaz de evitar abusos, introducir más racionalidad en la financiación de las empresas, imponer tasas que permitieran una redistribución a los más vulnerables, y de enfrentarse unido a los grandes problemas globales […] y capaz de regular los mercados”. (¿?)

Se me enarca la ceja, señores.

Utopías a un lado, sí es cierto que Diego Hidalgo apunta una cuestión obvia, sabida por todos, pero interesante, a enfatizar: “Los mercados no se autoregulan (y por tanto caen en abusos) ni se autoequilibran (y producen burbujas inmobiliarias y financieras) ni desde luego se autolegitiman”.

Por tanto, ¿Debemos enarbolarnos por calificaciones guión bono basura como las de Moody’s?
Bankia suma 131 empresas participadas que gestionan algún tipo de inmueble y, a pesar de la creación del entrecomillas -o sin ellas- banco malo BFA, es vulnerable a pérdidas en el mercado y en el sector inmobiliario. Moody’s recuerda que Bankia se podría ver afectado por los potenciales problemas de los activos malos y por su falta de liquidez. BFA, a su vez, podrá ser sujeto de “saneamientos adicionales”.

No debemos, no, encabritarnos. Cuanto antes se reajusten los mercados a la realidad, mejor no, pero al menos comenzaremos ya el camino hacia un futuro inevitable. Y es que, como dice Hidalgo, “las instituciones de gobierno global que tenemos desde hace más de seis décadas no sirven para el mundo que encara el 2020”.
Share

Una respuesta a “Bankia reajusta el mercado inmobiliario a la realidad”

  1. SOLUTION dice:

    La única forma de sacar al país de la crisis es que los inmuebles SUBAN de precio y dejen de devaluarse. NO hay otra solución. Que suban pero razonablemente claro, no los pisos de 80 metros de 3 habitaciones en extrarradio con 40 años de antiguedad que piden 300.000 euros. Estamos hablando que suban al compás de la electricidad o la gasolina, del IPC, por ejemplo. Si no es de recibo que un piso como el que he comentado antes valga eso, tampoco lo es que tu vivienda de similares características, ahora no te den ni 40.000 euros.

Deja un comentario