La vivienda social como propuesta de cambio

Aumentan los proyectos de viviendas sociales en España

Prima lo funcional. Las mejores viviendas ya no son aquellas firmadas por los Norman Foster de hoy en día. Los recién  licenciados o graduados en Arquitectura -ya no sabe uno qué título ponerles con tanta Bolonia-, construyen viviendas para vivir en ellas. Funcionales, esto es, sociales.

La vivienda social va ganando puestos en los concursos de arquitectura. Aumenta en proyectos subvencionados por las Comunidades Autónomas. Es, en definitiva, una salida práctica y, aún así, bella ante la crisis del ladrillo. Navegando en la red, pueden encontrarse ejemplos varios de edificios sociales con estilo. Uno de ellos es el edificio de 131 viviendas protegidas en Mieres, de los arquitectos Bernardo Angelini y Bernardo Casino ( ZigZag Arquitectura).

Si damos un repaso a los blogs más candentes en temas de vivienda social, vemos que América Latina apuesta por viviendas de este tipo con fuerza. Es interesante el artículo recientemente publicado por Vivienda Social, blog argentino de arquitectura, acerca de la construcción de viviendas ecológicas.

Share

Una respuesta a “La vivienda social como propuesta de cambio”

  1. Ana dice:

    ¡¡¡Espero que con VIVIENDAS CON ESTILO no se refieran a los edificios de la foto!!!! Las viviendas sociales de hoy día, aparte de ser feas a reventar, cuestan lo que costaría una vivienda de lujo en los 90 pero las calidades dejan bastante que desear. Eso sin contar con que las ventanas normalmente son pequeñísimas (en un país que goza de una luz natural tan divina) y con que tienes que escuchar hasta lo que hace tu vecino… En fin, que encima nos tenemos que conformar con cualquier cosa porque así está la situación.
    El que dice que esto son viviendas con estilo, cree que algún turista vendría a ver el estilo de las viviendas de nuestro país. En un país cuyo principal motor económico es el turismo, creo que las viviendas y edificios en general deberían hacerse con muchísimo más estilo y gusto de lo que se hacen. Parece que cuanto más formados están los arquitectos, más feos tienen que ser los edificios.

    En fin… hace tiempo que no veo un edificio nuevo y digo: “qué bonito el edificio que están haciendo”

Deja un comentario