Menos hipotecas pero por más importe

Menos hipotecas y por más importe. La concesión de créditos para comprar vivienda volvió a bajar en febrero por décimo mes consecutivo ante el parón en las ventas, que pese al repunte en las operaciones registrado en el último tramo de 2010 ante el final de la desgravación fiscal generalizada a la compra no se ha traducido en una reactivación de los préstamos. Además, el importe medio de las mismas ha subido hasta su mayor nivel en dos años.

Baja la concesión de hipotecas y sube su importeSegún ha informado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), las hipotecas en febrero cayeron un 8,8% hasta las 50.361. Este recorte, aunque está lejos de los desplomes de hasta el 32% del pasado noviembre, supone ampliar el ritmo de caída de enero, que fue del 8%. En cuanto al dinero prestado, el volumen medio de los créditos concedidos para comprar una casa aumenta un 4% hasta los 122.749 euros.

Las cajas fueron las entidades que concedieron más créditos hipotecarios con un 50,8% del total, por delante de la cuota del 37,2% de los bancos.

  • En cuanto al capital prestado, las cajas concedieron el 45,6% del total, por el 43,4% de los segundos.
  • El tipo de interés medio utilizado en febrero fue del 3,71%, lo que supone un descenso del 6,4 % en tasa interanual y del 0,1% respecto al mes anterior a la espera de que la subida del precio del dinero aprobado por el Banco Central Europeo (BCE) a principios de marzo, aunque ya se dejó notar en el euríbor de marzo, encarezca los créditos en los próximos meses.
  • Bajando al detalle, de momento, el tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios de las cajas de ahorro es del 3,75 % y el plazo medio de 24 años, el mismo que el de los bancos, cuyo tipo de interés medio es del 3,69 %.
  • Más de nueve de cada diez hipotecas constituidas en febrero utilizaron un tipo de interés variable, el 91% de ellas referenciadas al euríbor, que el interés medio al que los bancos europeos más grandes se prestan el dinero entre sí.

Las previsiones para este año apuntan, por el lado del mercado inmobiliario, a un parón en las ventas por el final de la ayuda fiscal a las rentas más altas. Por lo que respecta al sector financiero, las asociaciones de consumidores y algunas voces del propio sector ya han advertido de que los mayores requerimientos de capital y solvencia que ha pasado a exigir el Banco de España aumentarán el celo de las entidades a la hora de prestar dinero.

Fuente: elpais.com

Share

Deja un comentario