Blanco se reunirá con promotores y banca el próximo 14 de abril

El ministro de Fomento, José Blanco, ha convocado para el próximo jueves, 14 de abril, la primera reunión de la Comisión de Trabajo para el Impulso del Sector Inmobiliario, que integran asociaciones y empresas promotoras y de la banca, con el objetivo de buscar soluciones para recortar el ‘stock’ de viviendas sin vender.

Uno de los puntos del orden del día será el ‘road show’ que Blanco prevé realizar a lo largo del mes de abril, empezando por Londres, para captar inversores europeos, en tanto que alrededor del 60% de este ‘stock’ está compuesto por vivienda vacacional.

Ministro BlancoAdemás, la reunión servirá para identificar los desequilibrios existentes en el sector inmobiliario, evaluar las reformas puestas en marcha por el Gobierno hasta la fecha y para buscar otras fórmulas para “acompasar la recuperación del sector a la demanda existente“, según las mismas fuentes.

Según avanzó la secretaria de Estado de Vivienda y Actuaciones Urbanas, Beatriz Corredor, durante su comparecencia del 23 de febrero ante la Comisión de Vivienda del Congreso de los Diputados, esta primera reunión tendrá carácter plenario y, posteriormente, la labor proseguirá mediante cuatro grupos de trabajo de composición mixta.

Estos grupos centrarán su actividad en las materias de suelo, excedente de vivienda, inicio de nuevas promociones y rehabilitación y regeneración urbana. Cada uno de estos grupos deberá arrojar resultados concretos y propuestas que habrán de elevarse a una nueva reunión plenaria.

Uno de los resultados que se esperan es la elaboración de paquetes de vivienda y suelo para ser ofertados en el mercado nacional. Además, según avanzó Corredor, el grupo de rehabilitación discutirá cómo se aplica la futura Ley de Calidad y Sostenibilidad del Medio Urbano.

Con esta reunión, Blanco da cumplimiento al anuncio que realizó el pasado 30 de noviembre, durante su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, una vez asumidas las competencias en materia de vivienda tras la última reestructuración del Gobierno.

En aquella comparecencia dejó claro que la absorción del ‘stock’ es una de las prioridades del Gobierno como fórmula para reactivar el sector y volver a generar empleo, y anunció la creación de la Comisión que se reúne el jueves.

Con todo, este primer encuentro estaba previsto inicialmente para la primera quincena de enero y después fue pospuesta ‘sine die’. A lo largo del primer trimestre del año, Blanco se ha reunido por separado con promotores y banca, en sendos desayunos de trabajo a los que también acudieron los responsables de la entidad pública de suelo SEPES y de la Sociedad Pública de Alquiler (SPA).

El primero de estos encuentros tuvo lugar el 18 de enero y convocó a representantes de la AEB, la CECA, la Asociación Hipotecaria Española (AHE), el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y de las entidades financieras Banco Santander, BBVA, La Caíxa, Banco Financiero y de Ahorro, Caja de Ahorros de Asturias, Bancaja, Catalunya Caixa, Banca Cívica, Ibercaja y Unicaja, entre otros.

Al día siguiente, 19 de enero, Blanco se reunió con la patronal de las grandes constructoras SEOPAN, la de los promotores APCE, los promotores públicos (AVS), la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), asociaciones de cooperativas (Concovi y Gecopi), así como empresas constructoras como Colonial, Chamartín Inmobiliaria, Martinsa-Fadesa, Metrovacesa, Realia, Reyal Urbis o Sacyr Vallehermoso, que integran el G-14.

Tanto entidades financieras como promotores se juegan mucho en el ‘ladrillo’ y sus problemas se entrelazan: los promotores necesitan financiación y la banca reducir su exposición al sector, especialmente para aligerar sus carteras de suelo y viviendas, que ha engordado a golpe de ejecución hipotecaria.

Así, los promotores llevarán a la reunión un plan trazado para lograr reducir su ‘stock’ de viviendas, que rondan los 675.000 inmuebles, y al mismo tiempo recuperar la actividad en un horizonte de cinco años, hasta alcanzar desde 2015 un producción de 300.000 viviendas anuales.

Para ello necesitan financiación y aseguran que sin ella no se pondrá en marcha este engranaje y no se podrá devolver el crédito dudoso que alcanza los 180.000 millones de euros.

Por su parte, la exposición inmobiliaria de las entidades financieras alcanza los 217.000 millones de euros, según el Banco de España, que calcula que de ellos, 44.000 millones son activos inmobiliarios en cartera, y más de la mitad de estos, suelos que habrán de ser promovidos.

Fuente: expansion.com

Share

Deja un comentario