España tiene un 93% de inmobiliarias-zombi

El número de zombis inmobiliarios se multiplica. Los últimos datos disponibles sobre las empresas del sector son clarividentes. El número de empresas activas se situaba en enero de 2010 en torno a 170.000, un 1,6% menos que un año antes.

Crisis inmobiliariaEn enero de 2010 las empresas sin asalariados suponían el 71% del total de sociedades inmobiliarias, las que tenían registrada una plantilla de uno o dos empleados representaban el 22% del total y sólo el 4% contaba con una plantilla de entre tres y cinco empleados, según el último informe de la consultora DBK, publicado hoy.

Estos datos dan buena cuenta de la atonía del sector; ha habido un descenso porque la actividad ha caído con mucha fuerza“, asegura Julio Gil, socio director de Horizone Consulting Inmobiliario. “Muchas de las empresas se constituyeron sólo para una promoción determinada“, agrega. En 2003, en plena burbuja, la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) registraba que “había 42.000 empresas dedicadas a la promoción inmobiliaria, de las que 4.600 tenían más de tres asalariados (11%). El 25% tenía entre uno y dos asalariados. El 62%, ninguno”, apostilla Gil.

Evolución de la actividad

Además, DBK constata que la caída de los ingresos de las sociedades inmobiliarias en el mercado residencial se ha mantenido durante los meses transcurridos de 2010, en un contexto de descenso del número de viviendas iniciadas y terminadas. La facturación de las cuarenta primeras empresas del sector disminuyó ya un veinticinco por ciento en 2009, situándose por debajo de 12.000 millones de euros.

Según DBK, la facturación agregada de las principales inmobiliarias españolas se redujo en 2009 alrededor de un 25%. Así, “las diez primeras empresas del sector registraron ingresos por valor de 6.873 millones de euros, frente a los 9.181 millones del ejercicio anterior”, asegura el informe. La evolución de los grupos de las veinte, treinta y cuarenta primeras compañías fue similar, “con descensos de entre el 23% y el 26%”. De este modo, las cuarenta empresas que DBK ha analizado en su informe Sectores Sociedades Inmobiliarias alcanzaron en 2009 una facturación conjunta de 11.853 millones de euros.

De esta forma, “el sector inmobiliario seguirá enfrentándose a corto plazo a la debilidad de la actividad económica, las altas tasas de desempleo y las dificultades para el acceso a financiación“, apunta el estudio. Para más inri, la finalización de los incentivos fiscales para la adquisición de la vivienda principal para rentas superiores a 24.000 euros anuales a partir de enero de 2011 “se traducirá, previsiblemente, en un nuevo descenso de las transacciones de vivienda, tanto en el segmento de vivienda nueva como usada“.

Para el conjunto del ejercicio 2010, DBK estima un descenso en el número de viviendas iniciadas próximo al 15%, hasta situarse en unas 140.000 unidades, que contrastan con las más de 600.000 viviendas anuales iniciadas en el período 2003-2007. Por su parte, en 2011 el número de viviendas iniciadas se situará en un nivel similar al de 2010.

El descenso de las ventas y el exceso de oferta incrementarán la presión sobre los precios, de modo que se esperan tasas de variación negativas al menos hasta el próximo año 2011“, enfatiza el estudio.

Fuente: expansion.com

Share

Deja un comentario